Mar. Jun 28th, 2022

Tras conmocionar los medios peruanos y esparcirse a través de las redes sociales, el caso del estudiante venezolano golpeado fuertemente, generándole un derrame cerebral y esguince cervical, con campañas para su recuperación y atención médica, llegó finalmente a Venezuela este sábado.

Lo hizo junto a otros 264 venezolanos que regresaron al país desde Perú a bordo de un avión de la aerolínea estatal Conviasa.

La agencia EFE informó que la Cancillería de Venezuela lo gestionó a través del denominado Plan Vuelta a la Patria. «Retornaron con esperanza y alegría por el reencuentro familiar», indicó la cartera ministerial a través de Twitter.

A través de esta misma red social Rander Peña, viceministro de Relaciones Exteriores del régimen, aprovechó la madrugada de este sábado 21 de mayo para decir que “en nombre del presidente Nicolás Maduro recibimos con un abrazo amoroso a Saraí, madre del niño Jhoángel Zambrano, de 11 años, quien fue víctima de violencia escolar en escuela en Perú, consecuencia de la campaña xenofobia en contra de los Venezolanos. Ya están en casa ¡Bienvenidos!”

Hace dos semanas, el fiscal Tarek William Saab solicitó a su homólogo de Perú, Pablo Sánchez Velarde, investigar la agresión «xenofóbica» que sufrió el escolar venezolano en una escuela de Lima por parte «de un compañero de clases».

La Asamblea Nacional (AN) de mayoría chavista terminó aprobando la creación de una comisión especial para investigar la agresión. Para ello, unos diputados tendrán la tarea de viajar a Perú, hasta el «lugar de los hechos», para hacer una «investigación formal» y reunirse con diferentes autoridades y legisladores.

Desde la AN han recibido 2.761 casos de denuncias de agresiones contra connacionales, 2.529 por diversas vías hasta la citada instancia, y las otras 232 denuncias de Ecuador, EEUU, Perú, México, Argentina, Brasil, Chile y la mayoría de Colombia.

Según la información oficial, con este nuevo lote de Vuelta a la Patria ya son 8.220 los repatriados desde Perú, sumando 29.073 venezolanos procedentes de 21 países en 167 vuelos y un traslado marítimo.

(LB/UN/ByN)