Mar. Jun 28th, 2022

Garbys Ochoa, alias El Garbys, fue quien presuntamente planificó el ataque a la estación de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), ubicado en el sector San Miguel de la Cota 905, según organismos de seguridad.

El mencionado módulo policial funciona en una residencia que perteneció a El Garbys y la cual fue incautada tras la llamada operación Gran Cacique Guaicaipuro I, ejecutada por organismos de seguridad en julio del año pasado en ese sector del sudoeste de Caracas. En medio de ese operativo, huyeron los cabecillas de la megabanda que allí operaba: Carlos Calderón (El Vampi), Garbys Ochoa y Carlos Revette (El Koki), entre otros.

Tras producirse ese desalojo, unos cabecillas de la banda huyeron a Colombia, mientras que alias El Koki se refugió en Las Tejerías (Aragua) donde recibió protección de Carlos Enrique Gómez Rodríguez (El Conejo), quien a su vez fue mandatado por Héctor Guerrero Flores (Niño Guerrero), recluido actualmente en el Centro Penitenciario de Aragua, ubicado en Tocorón.

Para atajar esos planes, la mencionada operación se ejecutó en Las Tejerías el 5 de febrero pasado. A los tres días, cayó abatido alias El Koki, mientras que El Conejo presuntamente se enconchó en la zona en una granja.

Pero recientemente, organismos de inteligencia detectaron por su parte que El Garbys se encuentra enconchado entre las regiones mirandinas de Barlovento y Valles del Tuy desde donde mantiene contacto con un tal Dimas, radicado éste en la Cota 905.

En la mañana de este sábado, el director de la PNB, Elio Estrada, acudió a la Cota 905 para recorrer la zona.

Un grupo de sujetos armados intentaron ingresar a la Cota 905 pero fueron repelidos por agentes de la PNB, según fuentes del organismo de seguridad.

Tal situación se presentó la tarde del viernes en el sector San Miguel, cercano a al módulo policial. Eran aproximadamente 8 sujetos armados con fusiles y artefactos explosivos.

Los funcionarios observaron el movimiento y lo contuvieron, huyendo los integrantes hacia El Cementerio lanzando granadas. Dos uniformados resultaron heridos a causa de las esquirlas del explosivo.

(LB/Eligio Rojas/UN)