Mar. Jun 28th, 2022

Rusia ha prohibido la entrada al país a casi 1.000 estadounidenses, incluidos el presidente Biden, el vicepresidente Harris y muchos otros miembros de la administración estadounidense.

Esto viene en respuesta al apoyo de Estados Unidos a Ucrania. En el comunicado de prensa de la Cancillería rusa se puede leer:

“En el contexto de la respuesta a las sanciones antirrusas impuestas constantemente por los Estados Unidos y en relación con las solicitudes entrantes para la composición personal de nuestra ‘lista de arrestos’ nacional, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia publica una lista de ciudadanos estadounidenses que están en prohibición permanente de entrada en la Federación Rusa.»

El expresidente Trump no fue objeto de la prohibición. Incluso el actual senador Rand Paul, que retrasó una votación en el Senado sobre la ayuda a Ucrania la semana pasada cuando era el único senador en oponerse, no ha sido incluido en la lista negra. El único funcionario importante de la administración Trump incluido en la prohibición es el exsecretario de Estado, Mike Pompeo.

Rusia también prohibió a los exsenadores John McCain, Harry Reid y Orrin Hatch, aunque todos están muertos.

Biden figura en la lista, ordenada alfabéticamente en ruso, con el número 31, seguido de su hijo Hunter.

Entre los altos cargos estadounidenses sancionados se encuentran, entre otros, el secretario de Estado, Antony Blinken, el titular de Defensa, Lloyd Austin, y el director de la CIA, William Burns.

Las sanciones fueron anunciada poco después de que Washington informara de que Biden promulgó en Seúl el proyecto de ley que contempla un paquete de ayuda adicional a Ucrania por casi 40.000 millones de dólares.

«Recalcamos que las acciones hostiles de Washington se volverán como un bumerán contra EEUU y serán rechazadas como es debido», advierte el comunicado citado.

(LB/Agencias)