Mar. Jun 28th, 2022

En los últimos días, la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA) ha confirmado que 6 personas en Londres y una en el noreste de Inglaterra han sido diagnosticadas con viruela del mono. 

Se trata de una infección zoonótica rara emergente, potencialmente mortal, que puede propagarse a los humanos y que suele aparecer en África occidental y central, donde ahora es endémica. 

Todos los pacientes de Inglaterra que necesitan atención médica se encuentran en unidades especializadas en enfermedades infecciosas. 

La enfermedad fue descubierta en 1958, cuando ocurrieron dos brotes de una enfermedad similar a la viruela en colonias de monos mantenidos para labores de investigación. Por esta razón recibió ese.

El primer caso humano fue en1970 en Bokenda, una aldea de la República Democrática del Congo. 

Está causada por  un ortopoxvirus similar al virus Variola (el agente causante de la viruela), al virus de la viruela bovina y al virus Vaccinia. 

De los casos confirmados estos días en Reino Unido, el primero en Londres fue anunciado el 7 de mayo. El paciente tenía antecedentes de viajes recientes a Nigeria, que es donde se cree que contrajo la infección. 

Los dos casos siguientes anunciados el 14 de mayo viven juntos y no están vinculados con el primer infectado. Los 4 nuevos casos anunciados el 16 de mayo no tienen conexiones con los casos anteriores.

En EEUU, Autoridades de Salud Pública de Massachusetts informaron el miércoles que un individuo fue diagnosticado con viruela de los monos, convirtiéndose en el primer caso en ese país. Se trata de un hombre que recientemente viajó a Canadá. Mientras que en España se verificó que 7 personas están infectadas y este jueves se conocerá el resultado de otros 16 sospechosos. En Portugal, el martes se confirmaron 3 casos, otros 2 están pendientes de confirmación y 15 están siendo investigados.

En los seres humanos, los síntomas de la viruela del mono son similares a los síntomas de la viruela, aunque algo más leves. Comienzan con fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, escalofríos y agotamiento. La principal diferencia entre es que la del mono hace que los ganglios linfáticos se inflamen (linfadenopatía).

LB/ELNACIONAL