Mar. Jun 28th, 2022

Decidido a terminar con el «tabú» sobre la regla, el gobierno español de izquierdas presentó el martes un proyecto de ley que establece una baja médica laboral para las mujeres que sufren menstruaciones dolorosas, una medida inédita en Europa.

«Somos el primer país de Europa en regular por primera vez una incapacidad temporal pagada integralmente por el Estado para reglas dolorosas e incapacitantes», se felicitó la ministra de Igualdad, Irene Montero, al finalizar el consejo de ministros.

«La regla va a dejar de ser un tabú (…) Se acabó ir a trabajar con dolor, se acabó ‘empastillarse’ (tomar muchas medicinas) antes de ir al trabajo», dijo la ministra, perteneciente a la formación de izquierda radical Podemos, socio minoritario de los socialistas en el gobierno de Pedro Sánchez, que se reivindica feminista.

La ministra había indicado antes en la televisión pública que este permiso, que debe ser autorizado por un médico, no tendrá límite de días. Una versión preliminar del proyecto de ley difundida la semana pasada por los medios hablaba de un permiso de tres días prorrogable hasta cinco en caso de síntomas agudos.

El texto, que suscitó un intenso debate, deberá ser aprobado por el Parlamento, donde el gobierno es minoritario, para entrar en vigor. Si obtiene la luz verde de los diputados, España se convertirá en el primer país en Europa, y uno de los pocos en el mundo, como Japón, Indonesia o Zambia, en legislar sobre esta materia.

En países como Francia, Reino Unido o Estados Unidos algunas empresas ya conceden este permiso menstrual a sus empleadas, pero no está integrado en la ley. La medida, no obstante, ha levantado reticencias incluso dentro del propio ejecutivo -en el ala socialista de la coalición- y en algunos sindicatos.

LB / AFP