Mar. Jun 28th, 2022

El jefe del régimen, Nicolás Maduro, ordenó este martes a su vicepresidente para el socialismo social y territorial, Mervin Maldonado, iniciar una investigación sobre presuntos «desalojos ilegales» que estarían llevándose a cabo en Caracas.

La medida surge por una denuncia del movimiento de pobladores, en la que advierten que por lo menos 350 familias están en riesgo de ser expulsadas de sus hogares en la ciudad capital.

La organización pidió que se inicie la aprobación de la Ley Orgánica del Derecho a la Ciudad y de las Viviendas Transitorias; y Maduro ordenó habilitar una vía para presentar denuncias sobre violaciones de la legislación, abusos e intentos de desalojos en territorio nacional.

Aprovechó también para indicar a Maldonado que revise los aumentos «ilegales» de canon de arrendamiento. En ese sentido, el jefe chavista expresó: «Encargo al vicepresidente sectorial Mervin Maldonado para la protección de familias que están siendo amenazadas con aumentos ilegales».

Por su parte, Juan Carlos Rodríguez, arquitecto y militante del movimiento de pobladores, precisó que existen, en efecto, familias en situación de riesgo de desalojo ante los aumentos en tarifas de alquiler; y propuso un programa de viviendas transitorias que funcionen de manera provisional para esos grupos.

Maduro decidió que atenderán la situación y dijo que van a «buscar las viviendas para tenerlas como colchón de apoyo para las familias que las necesiten de manera emergente». En sus palabras, la misión vivienda no puede ser solo «cemento y cabilla».

Rodríguez aseveró además que los terrenos recuperados a través de la Ley de Emergencia de Terrenos y Viviendas no han sido transferidos a la ciudadanía. «Hay miles de terrenos que se han recuperado con esa ley y todavía no han sido transferidos a las organizaciones y asambleas», apuntó.

En respuesta, Maduro pidió a los integrantes de su gabinete escuchar los reclamos y «asumir las críticas».

LB