Mar. Jun 28th, 2022

Un trabajo de investigación publicado por The Washington Post, y firmado por la periodista Ana Vanessa Herrero, asegura que los sacerdotes condenados en Venezuela por abuso sexual regresaron al ministerio.

Herrero señaló el caso de Luis Alberto Mosquera, quien recibió sentencia en 2006 a más de siete años de prisión por cometer ese delito contra un niño.

Los abogados de Mosquera, de 63 años de edad, temían por su seguridad estando en prisión, por lo que solicitaron la libertad condicional y un juez se la otorgó. Después de dos años, actualmente está en una iglesia en el estado Lara, donde está de servicio.

El diario estadounidense revisó 10 casos ocurridos en el país en los últimos dos años, que involucran denuncias de abuso sexual infantil. Indicó que, para el desarrollo del trabajo, se entrevistó a líderes católicos, policías, funcionarios judiciales y víctimas. Revisó, además, documentos policiales y judiciales.

“En la mitad de los casos, que datan de 2001 a 2022, encontró sacerdotes condenados por cargos de abuso que fueron liberados antes de tiempo o que no cumplieron ningún tiempo en prisión. En al menos tres casos, a los sacerdotes se les permitió regresar al ministerio. Los entrevistados señalan que hay un patrón que sugiere la colusión entre un sistema judicial corrupto y la Iglesia para proteger a los perpetradores en lugar de a las víctimas”, reseñó The Washington Post.

Destacó que el punto en común entre los casos examinados es que las víctimas procedían de entornos pobres y vulnerables. En Venezuela, de acuerdo con los analistas consultados por el medio, hay tres razones principales por las que las acusaciones no han sacudido a la Iglesia: el foco está puesto solo en la agitación política, el sistema judicial fracturado y la influencia de la institución religiosa.

The Washington Post / JoParra