Violencia extrema en Colombia: Dos personas fueron asesinadas delante de sus hijos en Medellín y Caldas

Un hombre y una mujer fueron asesinados delante de sus hijos en dos ataques con arma de fuego perpetrados en Medellín y el vecino municipio de Caldas, Colombia.

El primer caso se registró a las 9:00 a.m. en la carrera 81 con la calle 4G del barrio La Loma de Los Bernal, en el suroccidente de la capital antioqueña. De acuerdo con la investigación preliminar de la Policía, Fernando José Romero Pabuena vivía en una casa de la zona y a esa hora salió con su hijo de 14 años, a bordo de una motocicleta Yamaha Nmax.

Al pasar por la dirección reseñada, fueron interceptados por dos hombres que iban en una moto Pulsar negra. El pasajero esgrimió un arma de fuego y, aún en movimiento, le disparó a Romero, impactándolo una vez en el cuello y dos veces en el brazo izquierdo.

Padre e hijo cayeron al asfalto, mientras los agresores escapaban. Aunque el menor de edad trató de socorrer al papá, no fue posible salvarlo y falleció en sus brazos.

Familiares de la víctima le explicaron a los investigadores que Romero tenía 39 años y era natural de Caucasia, Antioquia. Según ellos, trabajaba en un parqueadero de Envigado.

Al revisar la base de datos de la Fiscalía, los agentes constataron que tenía 16 anotaciones desde 2009, en calidad de indiciado y por cargos de concierto para delinquir, porte ilegal de armas, hurto calificado y agravado, lesiones culposas, receptación y constreñimiento ilegal.

En 2017 fue condenado a cuatro años y medio de prisión por el Juzgado Promiscuo del Circuito de Chinú (Córdoba), por el delito de porte ilegal de armas.

En archivos de prensa figura que estuvo detenido por integrar supuestamente una banda conocida como “los Ferchos”, dedicada al hurto de motos y autopartes en el Bajo Cauca, Córdoba y Sucre.

A las 10:30 a.m. ocurrió el siguiente asesinato, en la vereda La Salada de Caldas. La víctima fue Luisa María Cortés Rivera, de 30 años, quien trabajaba arreglando uñas.

Según las pesquisas iniciales de la Policía, estaba en compañía de su hijo de 11 años, cuando un desconocido empujo la reja e ingresó a la casa, aprovechando que la puerta estaba abierta.

Sin importar que el niño estuviera presente, le disparó a la mujer en la espalda y la cabeza. Luego huyó.

Fuente: El Colombiano

(Visitas 5 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins