La OMS autoriza uso de emergencia de vacuna Covaxin y los británicos publican eficacia de la Sputnik Light

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha autorizado el uso de emergencia de la vacuna contra el COVID-19 Covaxin desarrollada por la empresa india Bharat Biotech, al tiempo que se publican nuevos estudios sobre el fármaco ruso Sputnik Light.

«La OMS incluye en su lista de uso en emergencia (EUL) la vacuna Covaxin —desarrollada por Bharat Biotech— lo que la suma a una creciente cartera de vacunas autorizadas por la OMS para la prevención del COVID-19», anunció la organización en Twitter.

El organismo subrayó que sus expertos llegaron a la conclusión de que los beneficios de la vacuna superan los riesgos.

«La vacuna Covaxin también fue examinada por el Grupo de Expertos de Asesoramiento Estratégico [SAGE] de la OMS, y se recomendó el uso de esta vacuna en dos dosis, con un intervalo de cuatro semanas, en todos los grupos [de personas] de 18 años o mayores», señaló la OMS.

Otro anuncio fue el estudio publicado por los rusos, la publicación del centro de investigación ruso Gamaleya en la revista médica The Lancet confirmó un alto perfil de seguridad de la vacuna Sputnik Light —versión monodosis de Sputnik V— y también muestra que induce una fuerte respuesta inmunitaria humoral y celular tanto en participantes seronegativos como seropositivos.

El ensayo de fase 1 y 2, abierto, prospectivo, no aleatorizado, tenía como objetivo evaluar la seguridad, la tolerabilidad y la inmunogenicidad de la vacuna Sputnik Light. El estudio involucró a 110 participantes.

«Tiene un buen perfil de seguridad e induce una fuerte respuesta inmunitaria humoral y celular tanto en participantes seronegativos como seropositivos», reveló el estudio sobre la vacuna basada en el vector rAd26.

La Sputnik Light demostró una eficacia superior de 83% como dosis de refuerzo mientras algunas vacunas de dos dosis han mostrado una disminución por debajo del 50%, en la eficacia contra la variante delta cinco meses después de la inyección. La eficacia del fármaco ruso para prevenir los casos graves de la enfermedad y las hospitalizaciones es aún mayor, de más del 94 por ciento.

«La incidencia general de reacciones adversas solicitadas fue de 74 (67,2%) de 110 participantes. Algunos voluntarios tuvieron varios eventos adversos de diferentes grados de gravedad. La mayoría de las reacciones adversas locales y sistémicas solicitadas registradas fueron leves (73 [66,4%]). Solo 6 participantes (5,5%) tuvieron eventos adversos de gravedad moderada. No se informaron eventos adversos graves», detalla el estudio en The Lancet.

Redacción LB con información de Agencias

(Visitas 9 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins