Mientras en Texas intentan levantar un muro Biden recupera lo que Trump dispuso

Mientras circularon en los medios venezolanos y redes sociales las cruentas imágenes de compatriotas arrojados a la frontera de México con Estados Unidos, en busca de una mejor vida, el tema migratorio en la Norteamérica de Joe Biden no ha dejado de ser polémico.

La Casa Blanca anunció el viernes 11 de junio que el Pentágono recuperó unos $2.200 millones que el expresidente Donald Trump desvió para construir el muro en la frontera con México, y pidió al Congreso que no lo obligue a gastar $1.400 millones más en la barrera fronteriza.

En un comunicado, la administración explicó que el Pentágono dedicará los $2.200 millones a las partidas a las que iban a destinarse originalmente: un total de 66 proyectos en 11 estados de EEUU, tres territorios y 16 países.

De ese monto, casi $1.300 millones se dedicarán a proyectos en el extranjero, incluidos unos $90 millones en instalaciones de la Armada estadounidense en España, donde EEUU tiene una base naval en Rota (Cádiz), y más de 33 millones en la base de Guantánamo (Cuba), según el Pentágono.

Aunque el Gobierno de Biden puede recuperar parte de los fondos, hay otros $1.400 millones que el Congreso aprobó específicamente para el muro fronterizo para este año fiscal.

El Departamento de Seguridad Nacional está obligado por ley a usar esos fondos para el propósito designado, por lo que la Casa Blanca pidió al legislativo que los “cancele”, para poder gastar ese dinero en otro tipo de medidas más “modernas y eficaces” que el muro.

Algo con lo que el gobernador de Texas, Greg Abbott, no estaría de acuerdo. El pasado jueves, durante una cumbre de seguridad fronteriza, indicó que pretende continuar la construcción del muro fronterizo.

Abbott indicó que los migrantes indocumentados serán arrestados por oficiales del Departamento de Seguridad Pública y podrían enfrentar cargos estatales por traspaso, tráfico de drogas, tráfico de humanos o daño a la propiedad, entre otros.

“Necesitamos actuar ahora. En Texas aquellos que crucen la frontera no serán recibidos con una alfombra roja como hasta ahora lo ha hecho la presente Administración (federal), sino que irán a la cárcel”, enfatizó.

Redacción LB con info de Panorama y EFE

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins