Zapatero llega nuevamente a Venezuela ¿Por qué y qué se dice?

Ya está en Caracas de nuevo. José Luis Rodríguez Zapatero ha regresado a Venezuela en medio de la polémica tras el nombramiento de un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE), un gesto del régimen dirigido a Estados Unidos y la Unión Europea (UE) en busca de la retirada de las sanciones, mediante las negociaciones con la oopsición.

Quien fuera presidente del Gobierno español participa hoy en el Congreso del partido Cambiemos, uno de los partidos no guaidonistas en el parlamento salido de las elecciones del 2020. Su líder principal, Timoteo Zambrano, es el dirigente más cercano a Zapatero en Caracas.

Cambiemos es el partido de la paz del diálogo, el partido que no sabe lo que es el desprecio y el odio. El partido que quiere reencontrarse con cada ciudadanos de Venezuela”, recitó el dirigente español ante quienes asisten al cónclave, que juramentaron la nueva directiva del partido.

Zapatero regresa a Caracas una vez más en un momento donde se pone sobre la mesa el diálogo y negociación política en Venezuela para destrancar el juego. El nuevo CNE presentado con el Gobierno, bajo la fórmula 3+2 (tres militantes revolucionarios y dos opositores de las filas del ex candidato presidencial Henrique Capriles), es visto desde Bruselas como un “primer paso”, mientras en Washington la nueva administración de Joe Biden asegura que seguirá presionando para lograr “cambios fundamentales”.

Una de las principales “misiones” internacionales de Zapatero es tender puentes con Washington en busca de eliminar las sanciones estadounidenses, catalogadas por el chavismo como las principales causantes del colapso y la ruina del país. El nuevo espaldarazo del ex mandatario español con su presencia en Caracas busca precisamente, según analistas, facilitar el acercamiento con Joe Biden.

Reacciones al nuevo CNE

El nuevo CNE ha concitado el apoyo limitado de Josep Borrell, número dos de la UE, y del Gobierno español (como algo “potable” y como “primer paso”). EEUU, de momento, ha dejado un rosario de dudas en sus reacciones, una especie de abstención a la espera de nuevos movimientos.

Quienes han sido firmes y taxativos hasta ahora son Juan Guaidó y la Asamblea Nacional legítima de 2015, quienes han recibido el espaldarazo de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Con información de El Mundo

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins