Interpelan a Colombia en la CIDH por violación, tortura y secuestro de la periodista Jineth Bedoya Lima

Este 15 de marzo la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) le dio apertura a las audiencias públicas en el proceso que se adelanta contra el Estado colombiano por el secuestro y abuso de la periodista Jineth Bedoya en mayo de 2000 cuando tenía planeando desarrollar una entrevista como parte de su trabajo.

La Corte IDH reunió en una sola audiencia a los representantes de víctimas, la Agencia de Defensa Jurídica del Estado de Colombia, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, representantes de organizaciones de derechos y libertades, todos con el objetivo de escuchar las intervenciones y argumentos de las partes.

La primera en ser escuchada fue justamente la víctima en este proceso, la periodista Jineth Bedoya, ella contó que labor cumplía para la fecha de los hechos y cómo fue objeto de la violencia por cuenta de organizaciones criminales, que justamente eran los principales implicados en su investigación periodística.

“A finales de 1998 y por eso decidí dejar la emisora RCN radio donde trabajaba y cuando ingresé al el Espectador y retomé la investigación de la cárcel la modelo iniciaron las amenazas, en mayo de 1999. Lamentablemente mi mamá y yo sufrimos un atentado que denunciamos ante ante las autoridades, ante la Policía pero nunca se investigó posteriormente, cuando las amenazas incrementaron, enviamos una carta al antiguo Departamento Administrativo de Seguridad pidiendo protección y que se me entregará un esquema de seguridad”, dijo Bedoya.

Contó Jineth que la sugerencia de las autoridades para frenar estas amenazas fue reunirse con los presuntos responsables de las mismas en la cárcel La Modelo. Ella aceptó y llegó con un equipo de El Espectador y fue en esa reunión o en la antesala de ese encuentro que terminó secuestrada, abusada y torturada.

“En las puertas de la cárcel me amarraron, me golpearon en un carro me sacaron de la ciudad y empezó una larga travesía de muchas horas en las que afronte todo tipo de abusos de torturas. Todo terminó en una violación masiva en un lugar a muchas horas de Bogotá donde había otros hombres uniformados. Después de eso no sé qué ocurrió, pero ellos me dejan abandonada en una carretera casi muerta. Eso fue lo que ocurrió el 25 de mayo”, describió Bedoya en la audiencia.

Ante la pregunta de la Corte IDH sobre quiénes fueron los responsables de sus secuestro y tortura y abuso, Bedoya explicó que fue gracias a sus investigaciones, no de la Fiscalía, que lograron establecer la autoría de las amenazas y los hechos de violencia en su contra.

“Había una red de policías activos que secuestraban personas y se las vendían al frente 53 y otros frentes de las Farc. Sabíamos que había agentes del Estado implicados, lo que no entendíamos en este momento es que hubiera personal de tan alto nivel en esta red criminal, muchos años después gracias a las investigaciones periodísticas, pero también a los testimonios que han entregado varios paramilitares que han sido llamados al proceso, conocimos que quien dirigía esa red criminal era un general de la policía”, dijo Bedoya.

Fuente: Semana

(Visitas 7 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins