Biden: COVID-19 mata más estadounidenses que las guerras mundiales (+XENOFOBIA)

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó que la COVID-19 ha provocado “la peor crisis de salud pública en más de un siglo” en su país, durante un discurso televisado que, de hecho, ha constituido su primera intervención pública de magnitud desde que asumió el cargo.

“Hasta el momento, la COVID-19 ha acabado con la vida de 527.726 personas en EEUU. Esta cifra supera las víctimas mortales del país norteamericano en la Primera y la Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Vietnam y los ataques del 11 de septiembre de 2001”, señaló el mandatario estadounidense.

Biden ha dado orden a los 50 estados que a partir del 1 de mayo haya vacunas accesibles para los mayores de 16 años. Afirmó que el objetivo de los 100 millones de dosis en los 100 primeros días de su mandato será alcanzado dentro de poco más de una semana, es decir, 40 días antes. Fue un hábil juego con las cifras, ya que la mayoría de los expertos estiman que la cifra de un millón de vacunaciones diarias era muy baja. En la actualidad, es de 2,9 millones.

El objetivo del presidente es simbólico, y no está exento de nacionalismo: se trata de que el 4 de julio, el día en el que EEUU celebra la independencia de Gran Bretaña, los ciudadanos puedan hacer lo típico: juntarse en el patio de sus casas, tomarse unas cervezas, hacer una barbacoa, y ver los fuegos artificiales.

En otra parte de sus comentarios, el demócrata recordó el aumento de la xenofobia, el racismo y los ataques físicos contra los “estadounidenses de origen asiático” durante el brote del virus, y pidió el fin de tales acciones.

Estos ataques racistas surgieron por primera vez en abril de 2020, después de que el entonces presidente Donald Trump insistiera en vincular la COVID-19 con China llamándolo, incluso, el “Virus de China” o el “Virus de Wuhan”, e insinuó que su Administración había iniciado una investigando para determinar si el virus emanaba del laboratorio del Instituto de Virología de Wuhan.

Sin embargo, poco después, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que las evidencias apuntaban a que el virus tenía origen zoonótico y “no era un virus manipulado o fabricado en un laboratorio u otro lugar”.

(LB/EM/SAR/MKH)

(Visitas 2 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins