“Por 17 billetes de $1 pagan un billete de 20”: Por esto acaparan el sencillo

La escasa circulación de billetes de un dólar en el país, ha ocasionado que la divisa de menor denominación sea la más codiciada en el mercado, por lo que vendedores informales han sacado provecho de esta situación acaparando dicha moneda.

La periodista Edys Glod realizó una visita en los alrededores del mercado de Catia, específicamente en el sector de Pérez Bonalde, en la calle conocida popularmente como «de los bachaqueros», para encontrarse con que se consiguen compradores ambulantes del billete de un dólar.

Según la fuente consultada, durante el recorrido es regular escuchar el grito de “se compran y se venden billetes de un dólar”. Por el preciado papelito pagan hasta Bs 1.600.000 a través de pago móvil interbancario o un mínimo de 1.200.000 en efectivo.

Los buhoneros reúnen la mayor cantidad de billetes para luego revenderlos a los comerciantes, quienes se encuentran maniobrando con la escasez de la divisa para dar vuelto. “Por 17 billetes de 1 dólar pagan un billete de 20”, explicó uno de los buhoneros, que prefirió mantener el anonimato, asegurando que “en el día logran hacer hasta 20 dólares de ganancia”.

Por su parte, buhoneros del mercado de Petare, en el este de Caracas, no se quedan atrás. Estos vendedores informales tienen sus carteles de “se compra dólar”, por 18 billetes de a dólar cobran 20 dólares.

Para los comerciantes la opción para tener vuelto en divisas es tener que pagar por el sencillo a los revendedores, quienes acaparan los billetes de baja denominación. Es fácil sacar cuentas de cómo esto se convierte en un factor que eleva el cálculo de precios de venta.

Sin embargo, algunos comercios se han propuesto ser ellos mismos quienes compren directamente del público el tan solicitado billete de un dólar. En algunos locales ofrecen el pago de hasta Bs 2.000.000 por el billete, superando la tasa oficial, lo que a su vez resulta un negocio para quien los vende.

Entretanto, cadenas de supermercados y farmacias han implementado sistemas para “guardar” el vuelto de sus clientes, asociado a su huella digital y la banca pública y privada empieza a ofrecer cuentas en moneda extranjera, que deberán reportar al BCV.

(LB/UN)

(Visitas 6 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins