La promesa de Biden en 8 años: Dar la nacionalidad a 11 millones de personas ilegales

La Administración Joe Biden y los demócratas en el Capitolio presentaron el jueves 19 de febrero una ambiciosa legislación que, de aprobarse, significará un profundo cambio en el sistema migratorio de Estados Unidos.

La pieza central del proyecto de ley, que se construye sobre las prioridades marcadas por Biden en su primer día en la Casa Blanca, es la apertura de la primera vía hacia la nacionalidad que se abre en más de tres décadas para los cerca de 11 millones de inmigrantes sin documentos que viven en el país. Supondría garantizar la ciudadanía a esas personas, en su mayoría procedentes de México y Centroamérica, después de un proceso de ocho años.

“Estamos hoy aquí porque el pasado mes de noviembre 80 millones de estadounidenses votaron contra Donald Trump y contra todo lo que representaba”, dijo el senador demócrata Bob Menéndez, en una conferencia de prensa virtual. “Votaron por restaurar el sentido común, la compasión y la competencia de nuestro Gobierno. Parte de ese mandato es arreglar nuestro sistema migratorio, que fue un pilar del odioso espectáculo de horror de Trump”, reseñó El País.

La legislación migratoria constituye un asunto delicado en el Capitolio desde hace décadas. La última iniciativa comparable se aprobó en 1986, cuando un proyecto de ley firmado por Ronald Reagan legalizó a tres millones de indocumentados.

El proyecto de Biden rompe además con la fórmula que se utilizó en los últimos intentos de los demócratas para tratar de aprobar una reforma migratoria: para atraer apoyo de los republicanos, se combinaban las vías de acceso a la ciudadanía a los indocumentados con el reforzamiento de la seguridad en la frontera.

Así, contempla inversiones de más de 4.000 millones de dólares en cuatro años en El SalvadorGuatemala y Honduras, confiando en que contribuyan a mitigar la pobreza y la violencia que empujan a muchas personas a emigrar. También prevé la creación en la región de centros de solicitudes de asilo para acceder a EE UU legalmente, evitando el peligroso viaje clandestino hasta la frontera.

El proyecto contempla que los inmigrantes sin documentos puedan vivir y trabajar en Estados Unidos legalmente. Tras cinco años, pueden solicitar la green card, el documento que otorga la residencia permanente. Y tres años después, pueden solicitar la nacionalidad.

Fuente: El País

(Visitas 4 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins