Historiador considera que Venezuela tiene “suficientes razones para desconfiar de la CIJ” en disputa por el Esequibo

0mar Hurtado Rayugsen, reconocido historiador y Premio Nacional de Historia 2017, considera que Venezuela debe luchar por el Esequibo ante Guyana en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), a pesar de que Caracas desconozca la jurisdicción de esta instancia internacional.

En diciembre de 2020, la Corte se declaró “competente” para analizar “la validez del laudo arbitral del 3 de octubre de 1899”, que había sido declarado nulo en 1966, tras suscribirse el Acuerdo de Ginebra.

Ante esa situación, que reabre la pugna por el territorio Esequibo, Hurtado dejó ver los intereses que hay detrás del reclamo y las razones históricas que sustentan la posición de Venezuela.

“(…) No podemos permitir que se desarrolle el pretendido juicio en nuestra ausencia. Jurídicamente podrían manejar el argumento de nuestra no comparecencia, lo que daría lugar a la sentencia en ausencia y eso resultaría contrario a la causa que alegamos. Si no vamos, quedaría como cosa juzgada y el fallo, de acuerdo a la jurisprudencia del ente, sería definitivo e inapelable” aseguro.

Para el especialista, las razones por las que Guyana decidió acudir de forma repentina y unilateral a la CIJ en el 2018 tiene que ver con la riqueza de recursos naturales que esta zona representa.

“A comienzos del siglo XXI, se descubre el potencial de gas e hidrocarburos que hay en la franja marítima de la zona en disputa. Guyana, haciendo caso omiso a la situación internacional del sector, modificó los límites de su Plataforma Continental, trazando una aleatoria prolongación del territorio continental y afectando aguas territoriales venezolanas.

Más adelante, concedió permiso para que se efectuaran exploraciones en los bloques ubicados en la zona en disputa.

Al ser cuestionado sobre los intereses extranjeros importantes en este territorio, afirmó que la Exxon Mobil ha intervenido en el conflicto dado al potencial económico de la zona en disputa.

“En el tiempo reciente, las aspiraciones de expoliación se fundamentan en la riqueza edafológica, forestal, ictiológica, mineralógica, gasífera y de hidrocarburos. Además, los últimos años han permitido localizar en la región ricos yacimientos de coltán, un mineral de alto valor para las comunicaciones.

Con tal cuadro, los grandes consorcios transnacionales no han dudado en respaldar al rival de Venezuela. El aludido espaldarazo que le han dado al gobierno guyanés incluye promocionarlo como el territorio del futuro en los más importantes centros financieros del mundo.

La Exxon Mobil ha intervenido en el diferendo limítrofe aupando Guyana, a la que considera como más vulnerable de las dos naciones. Como prueba de ello, han financiado las campañas electorales de los dos últimos presidentes de ese país y la asistencia como cabilderos ante organismos públicos de EE. UU.

Con información de Agencias

(Visitas 5 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins