Conoce al bolichico Francisco D’Agostino, cuñado de Ramos Allup sancionado por colaborar con Maduro

Este martes  la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de los EEUU sancionó a Francisco Javier D’Agostino Casado, cuñado de Ramos Allup, por intentar vender petróleo de PDVSA, una muestra más de cómo la falsa oposición en Venezuela mantiene intereses económicos por encima de la lucha política contra el régimen.

El historial familiar de este hombre explica su servilismo, puesto que ha mantenido relaciones políticas con todos los gobiernos de Venezuela para mantener su emporio económico. 

Su padre, Franco, llegó a ser el contratista del Estado más importante antes de la era chavista, amasó su fortuna gracias a los favores a su empresa, DAYCO, la cual sigue teniendo contratos con el Estado. Llegó a Venezuela luego de la caída de Franco en Italia, se asoció con otros de sus paisanos y participó en los primeros tiempos del Banco Latino, cuyo nombre era Banco Italiano para América del Sur) que se creó a partir de los enormes excedentes de los contratos en obras. Fue así como D’Agostino se hace multimillonario.

Francisco, además de heredar parte del capital y las conexiones de su padre, se casó con María Victoria Vargas -hija del magnate Víctor Vargas, fundador del Banco BOD.

Su hermana, Diana -quien fue consultora jurídica de las empresas del padre y abogada en el bufete de Pedro Tinoco- se casó en 1985 con Henry Ramos Allup, quien se convirtió en el hombre fuerte de AD en los últimos 20 años.

Los vínculos de D’Agostino con el régimen y con la controversial empresa de energía Derwick han sido usados por adversarios políticos en el pasado para cuestionar a Ramos Allup.

Se sabe que la fiscalía federal de Miami  tiene casos abiertos o conduce investigaciones sobre Alejandro Bentacourt y Francisco Convit, los socios de D’Agostino en Derwick, por operaciones de corrupción contra el Estado venezolano.

Derwick Associates recibió contratos mil millonarios por parte de las firmas estatales La Electricidad de Caracas y PDVSA, para realizar diferentes obras destinadas a la recuperación del sistema eléctrico del país petrolero.

La no culminación de estos proyectos contribuyó a agudizar la crisis eléctrica que hoy padece Venezuela.

Henry Ramos Allup y su esposa Diana D’Agostino, hermana de Francisco D’Agostino sancionado por el Departamento del Tesoro

 

De izquierda a Derecha: Francisco D’Agostino, Alejandro Betancourt, Pedro Trebbau, Edgar Romero Lazo and Francisco Convit. Socios de Derwick Associates.
Víctor Vargas, fundador del Banco BOD.

Con información de Expresame / Panampost / El Nuevo Herald

 

 

(Visitas 31 Fecha, 6 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins