¡VAMOS BIEN! La vida de lujos y derroche de Gustavo Guaidó & enchufados en Miami

El hermanito menor del presidente interino de Venezuela, Gustavo Guaidó, derrocha miles de dólares y lujos en Miami con su amor de turno.

Se trata de la venezolana residenciada en EEUU, María Gabriela Eslava, a quien el mencionado le regalo una camioneta Range Rover porque, según nuestros informantes, él sabía que ella no tenía carro y a él le sobraban camionetas de ese tipo.

Gaby es mucho más afortunada de lo que ella misma pensaba. La joven ha recibido varios zapatos del diseñador Valentino y lujosas marcas de ropas y prendas por parte de Guaidó.

A mediados de septiembre Gustavo botó la casa por la ventana y le celebró el cumpleaños a esta mujer por todo lo alto en el lujosísimo restaurante Myn-Tu, ubicado en la Collins Avenue de Miami Beach.

Como regalo de cumpleaños, Gaby recibió 5 pares de zapatos Valentino y un reloj Cartier Ballon Bleu valorado en aproximadamente $7.000.

¿Pero de dónde saca Gustavito tanta plata para cortejar como milmillonario a sus conquistas?
Pues bien, el hermano del interino se la pasa para arriba y para abajo con Miguel Mawad, un estafador y bolichico venezolano ligado al «Tuerto» Andrade, quien desfalcó la Tesorería de Venezuela, el Bandes y otras instituciones y fue condenado por los tribunales de EEUU.

Mawad es uno de los principales financistas de Gustavo Guaidó, quien a cambio de dinero le ofrece protección para no ser investigado ni procesado por la justicia norteamericana por sus delitos pasados en Venezuela, mientras Mawad apoya económicamente la causa de su hermano Juan. Mawad es dueño del restaurante Juvia, ubicado en Miami Beach, lugar que Gustavo frecuenta mucho y donde comparte con su amorcito y el círculo social de Miguel.

Aunque el negocio de extorsión tiene sus mejores clientes en el exterior, funciona dentro de Venezuela en una oficina propiedad de Luis Velutini, ubicada en el Edif. Sudamericana de Seguros, conocida como Torre Zurich, Caracas.

Ser financista de la causa interina se ha vuelto una práctica de los corruptos del chavismo que residen en EEUU para evadir la justicia, un hecho que deja en evidencia la doble moral de los políticos que ponen sus apetencias personales por encima de la libertad.

Fuente: DL

(Visitas 17 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins