¿ADIÓS ESEQUIBO? Corte Internacional de Justicia se dice competente en diferendo

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) se declaró competente, este viernes 18, para juzgar la validez del laudo arbitral de 1899 que estableció la frontera entre Guyana y Venezuela, localizada en la región del Esequibo, un área de casi 160.000 Km2 y en cuyas aguas adyacentes se han encontrado yacimientos de petróleo.

El alto tribunal de la ONU decidió, por 12 votos a 4, que puede analizar “la validez del laudo (…) y la cuestión sobre el asentamiento definitivo de la frontera terrestre”, dijo el juez presidente de la CIJ, Abdulqawi Ahmed Yusuf.

La decisión supone una derrota diplomática para Venezuela, que rechazó participar en las vistas orales previas y ha defendido que se resuelva de manera bilateral.

A principios del siglo XIX, cuando Guyana era aún colonia británica, un laudo arbitral estableció la frontera entre ambos países pero Venezuela lo rechazó, por parcialidad de los jueces y vicios en el proceso.

El Reino Unido y Venezuela firmaron en 1966, justo antes de la independencia de Guyana, el Acuerdo de Ginebra, que en un principio sentó las bases para resolver la controversia, pero las negociaciones se extendieron por más de dos décadas.

La ONU intervino en 1990, comenzó con “buenos oficios” prolongados a 2016 y “no condujo a la solución”, dijo Yusuf.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, recomendó en 2018 ir a la CIJ, por lo que Guyana pidió al tribunal se declarase competente. Venezuela nunca ha dado su consentimiento a que el asunto se resuelva en la CIJ.

Sin embargo, Yusuf dijo que en el Acuerdo de Ginebra consta que ambos países “confirieron al Secretario General de la ONU la autoridad para elegir, a través de una decisión vinculante, los métodos para la solución de su controversia”, y que entre los medios a su alcance estaba recurrir a La Haya.

Por otro lado, los jueces rechazaron de forma unánime que la CIJ tenga competencia para juzgar “reclamaciones de Guyana derivadas de hechos ocurridos después del acuerdo de Ginebra”.

Una decisión final sobre la disputa podría alargarse varios años y su aplicación dependerá de la voluntad de los Estados, pues la CIJ no dispone de los medios para hacer cumplir sus sentencias.

Fuente: EFE

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins