Trump y Biden tendrán segundo debate presidencial este jueves

El primer debate celebrado a finales de septiembre en Cleveland (Ohio) estuvo marcado por el caos, los insultos y las constantes interrupciones. El candidato demócrata de 77 años se refirió al mandatario como un “mentiroso”, un “racista” y un “payaso”. Trump, tres años menor, le replicó afirmando: “No hay nada inteligente en ti”.

Pero nada indica que el tono va a ser más cortés, aunque ambos candidatos van a estar separados por una mampara debido al covid-19, después de que el presidente diera positivo a principios de mes e incluso estuviera hospitalizado unos días.

Trump, que teme convertirse en un presidente de un sólo mandato, acentuó en los últimos días sus ataques personales contra Biden, cuestionando su integridad y afirmando que su familia es una “empresa criminal”.

Más ataques a la prensa, cero propuestas para resolver problemas

Para evitar el caos del primer encuentro, el micrófono del candidato que no esté hablando va a estar apagado. “Me parece muy injusto”, afirmó Trump el miércoles y reiteró además sus críticas a la moderadora de la cadena NBC, Kristen Welker, a quien acusó de ser una izquierdista demócrata.

Su principal argumento, es que los padres de la periodista de 44 años son fervientes demócratas. El debate previsto para el 15 de octubre que fue trasladado a un formato virtual después del contagio del mandatario y fue rechazado por Trump y al final no se celebró.

El debate en Nashville será para Trump una de las últimas oportunidades de alto nivel para intentar cambiar el sentido de la campaña, en la que marcha rezagado en los sondeos. Según el promedio de encuestas de RealClearPolitics, Biden aventaja a Trump por 7,5 puntos porcentuales a nivel nacional -una tendencia decreciente-, y mantiene una distancia, aunque menor, en los estados pendulares, donde las preferencias de los votantes han oscilado entre republicanos y demócratas.

 

Biden, que es muy sensible a los ataques contra su familia, debe prepararse para estos ataques previsibles. Prueba del interés en esta elección, más de 42 millones de estadounidenses ya votaron por correo o en persona, es decir un 30% del total de la participación en 2016, según la organización independiente Elections Project.

Fuente: DW

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins