¿En serio? Cajas “Clap” de Trump llegan a Miami y critican la carta que incluyen

Millones de habitantes de Florida podrían estar recibiendo una caja con productos alimenticios y una polémica carta firmada por el Presidente Donald Trump. Se trata de la última ronda de entregas que llegan a este estado del sur de Estados Unidos (EEUU) desplegadas por el Departamento de Agricultura, a un mes de las elecciones presidenciales.

“Ponerle una reivindicación política que declara lo bien que ha estado manejando la pandemia y a cuántas personas necesitadas está llegando” no es bien visto por Matthew Luis Killen, residente del área con mayoría hispana de Miami Beach que habló con el Miami Herald.

Pero el escándalo le precede, pues empezó cuando fue recibida la instrucción del presidente Trump de incluir esta carta dentro de las cajas de alimentos que reciben millones de necesitados en la nación norteamericana. Según los críticos la exigencia recuerda el personalismo y populismo que EEUU tantas veces ha criticado en países de Latinoamérica.

Como en Venezuela, donde el régimen de Maduro ha logrado mantenerse en el poder mandando a constituir los llamados Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), que distribuyen bolsas o cajas que pueden incluir harinas de trigo o de maíz, pasta, aceite, arroz y diversos granos.

“El régimen utiliza el programa Clap como un medio de control social para recompensar el apoyo político y castigar las críticas”, declaró el Departamento de Estado en septiembre de 2019 tras imponer sanciones a un grupo de funcionarios responsables de las compras relacionadas con los Clap.

Pero en EEUU el programa “Farmers to Families Food Box” (caja alimentaria de los campesinos a las familias) ha distribuido más de 100 millones de cajas a los necesitados desde mayo, con el objetivo de redirigir la carne, lácteos y productos que normalmente se destinan a restaurantes y otras empresas de servicios de alimentos.

Las organizaciones que distribuyen la ayuda se quejan de que el programa, que cuesta 4 mil millones de dólares, se está utilizando para reforzar la imagen de Trump ante unas elecciones de alto riesgo y algunas incluso se han negado a distribuirlas.

“En los 30 años que llevo haciendo este trabajo, jamás había visto algo tan atroz”, denunció la directora ejecutiva de la Asociación de Bancos de Alimentos de Ohio, EEUU, Lisa Hamler-Fugitt. “Se trata de cajas compradas a nivel federal”, precisa.

Según se reveló la misiva señala: “Como parte de nuestra respuesta al coronavirus, prioricé el envío de alimentos nutritivos”, explican palabras atribuidas al propio presidente.

“Están tratando de decirle a las personas que votan que no se preocupen porque la comida está llegando a gente que lo necesita. Todos la están recibiendo (dicen) pero es solo a 50 de los 322 millones (de ciudadanos)”, argumenta Killen, quien es veterano y conoció los Bancos de Comida de primera mano, pues su madre trabajó en ellos.

Sin embargo, este no es el primer hecho de este tipo que involucra al polémico jefe de la Casa Blanca. En abril, a pesar de múltiples objeciones, el nombre de Trump apareció en casi 70 millones de cheques de ayuda económica del primer paquete de estímulo este 2020. Pero aún están por verse las repercusiones del resultado positivo por Covid-19 del presidente estadounidense.

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins