Argentina se convierte en el quinto país con más contagios de Covid-19 en el mundo

Lo que parecía imposible en marzo e incluso dos meses atrás, se ha convertido en realidad: Argentina tendrá en pocos días un millón de contagiados por covid-19. Con las 17.096 infecciones reportadas este jueves, se ha llegado a los 949.063 casos positivos. Durante las últimas 24 perdieron la vida 350 personas. La cifra total de muertos es de 25.342.

El Gobierno del presidente Alberto Fernández (peronismo) decretó el confinamiento obligatorio el 21 de marzo. Por varios meses, Argentina mostró al mundo un modelo exitoso de gestión de la pandemia.  El cansancio social, de un lado, y la continua descalificación de la cuarentena por parte de opositores de derechas, terminó por modificar el mapa sanitario.

 La lucha contra el virus se politizó al punto de que Fernánez fue acusado de “haberse enamorado” de las restricciones a la movilidad. Su Gobierno fue calificado incluso de “infectadura” o “dictadura de los infectólogos”.  Ahora, el país sudamericano es el quinto a nivel mundial con más casos detectados, solo superado por Estados Unidos, Brasil, India y Rusia. Se han recuperado 765.000 pacientes.
Las unidades de terapia intensiva tienen una utilización promedio del 64% en todo el territorio. Una de las peculiaridades de la evolución de la pandemia es que pasó de concentrarse en la ciudad de Buenos Aires y sus populosos alrededores, donde viven siete millones de personas, a expandirse por buena parte de las provincias, algunas de las más pobres de un país que experimenta a su vez un profundo derrumbe de la economía.
Se estima que este año el PIB caerá más del 12%. Se han destruído más de tres millones de puestos de trabajo.
El Gobierno de Argentina decidió mantener al menos hasta el 25 de octubre las medidas de aislamiento y distanciamiento obligatorios en función de la situación epidemiológica de cada distrito. Pero en los hechos, esas restricciones son frecuentemente burladas. La capital argentina permite el funcionamiento a medias de bares y restaurantes.
Incluso se comenzaron a abrir las puertas de los centros comerciales y se prepara un gradual retorno a clases en las escuelas. A su vez se habilitaron los vuelos internos y los buses de media y larga distancia.

 

Fuente: EFE

 

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins