Trump pide pena de muerte para sujeto que disparó contra dos policías de Los Ángeles

El presidente de EE.UU., Donald Trump, pide la pena de muerte para un hombre armado que disparó contra dos policías en Los Ángeles, estado de California (oeste).

El sábado, dos agentes del Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles fueron baleados en su automóvil cerca de una estación de metro en la ciudad de Compton. Los agentes, un hombre de 24 y una mujer de 31 años, fueron ingresados en un hospital local y se encuentran en estado crítico, “luchando por su vida”, ha informado la oficina del Sheriff en su cuenta de la red social Twitter.

“Si mueren, juicio rápido [y] pena de muerte para el asesino, la única forma de detener esto. Los animales deben ser golpeados fuerte”, ha indicado el mandatario norteamericano en un mensaje publicado en la misma jornada en Twitter, agregando que quien disparó a los agentes son, “animales que deben ser golpeados duro”.

En esta misma línea, el movimiento “Black Lives Matter” (La vida de los negros importa) se congregó frente al hospital, gritando “esperamos que mueran”, “van a morir uno por uno”, denunció.

Sin embargo, esta gestión del mandatario al respaldar la pena de muerte y reprimir las manifestaciones no es algo nuevo, también el mes pasado instó a los fiscales federales a “solicitar nuevamente la pena de muerte” para el atacante del maratón de Boston, Dzokhar Tsarnaev, después de que su sentencia de muerte fuera anulada en mayo.

Es más, en otro tuit a favor de la ejecución, Trump escribió que el asesino que decapitó a una mujer en el estado estadounidense de Oklahoma (centro-sur), debería sufrir “el mismo destino: ¿decapitación?”, manifestó.

Varias ciudades de EE.UU. han sido desde el 25 de mayo escenarios de masivas protestas, después de que el afroamericano George Floyd muriera a manos de un policía blanco en la ciudad de Mineápolis. Su muerte reavivó la ira del pueblo por los asesinatos de negros cometidos por agentes del orden y reabrió heridas profundas por la desigualdad racial presente en el país norteamericano.

La Administración de Trump, desde que empezaron las protestas, en lugar de apaciguarlas las ha inflamado con medidas represivas o polémicas declaraciones. El presidente tildó de “matones” a los manifestantes, les amenazó con emitir una orden de tiroteo o soltar “perros feroces” en las marchas.

Fuente: Agencias

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins