PATRICIA POLEO: Funcionarios de Guaidó extorsionaron consorcio que recuperaría activos de Venezuela (+PRUEBAS)

Funcionarios del gabinete interino de Guaidó en el exterior, es nuevamente objeto de múltiples denuncias. En esta oportunidad se trata de la extorsión contra el Consorcio Caribbean Recovery Assets (CRA) conformado por las compañías LockinCapital y Global Risk Management, cuyos directores son Jorge Reyes y Pedro Antar, ubicado en Estados Unidos.

De acuerdo con una investigación presentada la noche de este lunes por la periodista venezolana Patricia Poleo, esta empresa presentó sus servicios a Juan Guaidó en 2019, para recuperar los bienes de Venezuela que se encuentran en los países que forman parte de Petrocaribe.

La propuesta de los representantes de CRA planteaban la recuperación total en ciertos plazos de tiempo de aproximadamente 40 billones de dólares por concepto de deudas vencidas y atrasadas, así como acuerdos de renegociación y reestructuración del 50% de las cuentas financiadas.

En el plazo del primer año, una vez firmado el contrato después de haber ganado la licitación que obtuvieron el 03 de enero de 2020, se hablaba de la recuperación de 2 000 millones de dólares, un fondo para el gobierno interino.

El Consorcio cobraría 18% de lo recuperado, sin recibir adelanto. A cambio, el Consorcio se comprometía en ofrecer la búsqueda e inteligencia de riesgo por 19 países, auditoría forense, servicio del consorcio, gastos, servicio de recaudación, negociación de deuda, propuestas de recaudación de deudas, recuperación de activos y representación legal de Venezuela.

De acuerdo con lo expuesto por Poleo, desde 2019 hubo una comisión de diputados, integrada por Elías Mata (UNT), Jorge Millán (PJ), Luis Carlos Padilla (AD), Luis Florido (VP), Freddy Superlano (VP), Sergio Vergara (VP), Luis Aquiles Moreno (AD) y Enrique Márquez (UNT), que se encargó de revisar la propuesta de CRA y pasar un informe a solicitud del presidente interino.

Al recibir el informe, fueron pautadas unas conversaciones telefónicas con el entonces procurador, José Ignacio Hernández, entre agosto y septiembre del año 2019.

Tras concertarse las llamadas, la comisión de diputados antes expuesta comunicó a CRA que Hernánadez “no tenía tiempo para revisar o preparar el contrato”, por lo tanto, por medio de la Asamblea Nacional venezolana se creó una Comisión Presidencial para la Gestión de Activos, presidida por Javier Troconis, como el jefe designado por Guaidó. Es acá donde inician las tretas de la negociación.

En el primer encuentro fungió la primera irregularidad: el comisionado de Guaidó para la obtención de activos sumó a la negociación a Magin Blasi-Blanchard, quien representaba a su hermano Fernando Blasi-Blanchard, encargado de negocios de Juan Guaidó en Washington y «mano derecha del embajador Carlos Vecchio», según dijo la periodista.

A partir de la llegada de los hermanos Blasi-Blanchard, se presentó un segundo inconveniente en una reunión el 23 de diciembre del 2019, cuando Reyes y Antar fueron convocados a sus oficinas en El Doral.

«En esa reunión los hermanos –que habían sido autorizados por Troconis- les escribieron a ambos directores de CRA en una hoja blanca las condiciones que –según ellos- exigía Troconis para la firma del contrato, entre las que se fija una comisión de 750 000 dólares, y que del 18% de los honorarios del Consorcio, se les diera a ellos el 50%. Es decir, que se les considerara como socios del consorcio que ellos mismos estaban contratando» dijo Poleo.

Este primer intento de extorsión fue respondido por CRA mediante un correo electrónico en el que se anexaba la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero, donde se condena el pago de coimas a funcionarios extranjeros para cerrar acuerdos comerciales.

En enero de este año, Jorge Reyes y Pedro Antar tuvieron un nuevo encuentro con Magin Blasi-Blanchar en un bufete de abogados en Brickell City Centre. Allí Magin insistió en la extorsión y exigió a los representantes de CRA un pago de forma inmediata 50 000 dólares (de los 750 000 que habían exigido en el papel bond).

Una vez fuera de la oficina, Magin le dijo a los directivos: «Tienen cinco minutos para que me depositen los 50 000. Si no… ¡Olvídense de contrato!”.

Todo lo anterior es parte del testimonio de Reyes y Antar recogido por la periodista Patricia Poleo.

Fuente: Los Benjamins

(Visitas 6 Fecha, 6 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins