Hay 4 venezolanos entre los asesinados en las masacres de Colombia en los últimos días

Al menos cuatro víctimas de las masacres de las últimas semanas, que ya dejan un total de 43 muertos, son de nacionalidad venezolana. Tres fueron asesinados en Arauca y uno en Norte de Santander.

La población migrante venezolana que llega a Colombia para escapar de la crisis en su país también es víctima de las masacres como las que en las últimas semanas dejan un total de 43 muertos, varios de ellos menores de edad.

Al menos cuatro de esas víctimas mortales eran de nacionalidad venezolana: tres fueron asesinados en Arauca y uno en Norte de Santander, ambos fronterizos con los estados de Apure y Táchira, respectivamente.

“Hay una invisibilización de cómo las personas migrantes venezolanas están siendo también víctimas dentro de Colombia en el marco del conflicto armado”, dijo Irene Cabrera, docente investigadora de la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones internacionales de la Universidad Externado de Colombia.

En la matanza en Arauca, en la cual fueron asesinados cinco hombres el 21 de agosto en el caserío de El Caracol, situado en la línea de frontera, las víctimas venezolanas fueron Carlos Eduardo Sandón Galindez, de 24 años; Yerson Gabriel Zapata, de 37, y Ángel Abel Briceño Araque, de 23, según medios de la región.

Las otras dos víctimas fueron sepultadas en el cementerio de la ciudad de Arauca ya que no se les pudo identificar ni se presentaron familiares a reclamar los cadáveres, por lo que se cree que también son venezolanos.

En la masacre perpetrada cinco días después en cercanías de Capitanlargo, en el municipio de Ábrego, en Norte de Santander, fueron asesinados el venezolano Johangel Contreras y los colombianos Gabriel García y Wilmar Carreño, y sus cadáveres dejados apilados en una carretera.

Cabrera, que es especialista en temas de seguridad y conflicto armado, señala que en Arauca y Norte de Santander, donde ocurrieron estas matanzas, además de ser fronterizos, hay una fuerte actividad de “economías criminales” vinculadas principalmente al narcotráfico, la minería ilegal y el contrabando.

Esos fenómenos se dan también en Nariño, departamento limítrofe con Ecuador, donde en las últimas semanas también fueron perpetradas tres masacres en las localidades de Samaniego, Ricaurte y La Guayacana (Tumaco), que dejaron 17 personas muertas.

Fuente: El Espectador

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins