Fiscalía colombiana imputará a dos policías por tortura y homicidio de un estudiante

La Fiscalía General de Colombia confirmó este viernes la captura de los dos policías involucrados en la muerte de Javier Ordóñez, así como la detención de cinco personas vinculadas a las disidencias de las FARC por “auspiciar los actos vandálicos” de las protestas de la semana pasada en Bogotá.

“Hoy anuncio al país la captura de los dos patrulleros, Harby Rodríguez Díaz y Juan Camilo Lloreda Cubillos, investigados por la muerte del señor Javier Ordóñez Bermúdez ocurrida el pasado 9 de septiembre”, anunció el fiscal general Francisco Barbosa.

La Fiscalía presentará a los detenidos ante un juez de control de garantías y les imputará los delitos de tortura y homicidio agravado.

Rodríguez fue capturado ayer en el barrio Bosa, en el sur de Bogotá, mientras que Lloreda se entregó este viernes a las autoridades luego de diversas diligencias de verificación y allanamiento de la Fiscalía.

Los agentes son señalados como presuntos responsables de la muerte de Ordóñez, de 46 años, quien falleció en una clínica de Bogotá la madrugada del 9 de septiembre después de ser reducido brutalmente por los uniformados que descargaron de manera prolongada sobre él una pistola eléctrica táser durante su arresto.

Las capturas se conocen horas después de que se publicara el relato de Wílder Salazar, amigo de la víctima y testigo del abuso policial, quien contó que Ordóñez fue golpeado salvajemente y sus pedidos de auxilio fueron negados por los policías.

PROTESTAS Y VANDALISMO

La muerte de Ordóñez desató violentas manifestaciones contra la brutalidad policial que se cobraron la vida de otras 13 personas, diez de ellas en Bogotá y tres en la vecina localidad de Soacha.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, ha responsabilizado a policías de la muerte de esas 13 personas con base en videos en los que se ve a algunos de ellos disparando.

Durante las jornadas de movilizaciones del 9 y 10 de septiembre 72 Comandos de Atención Inmediata (CAI) de la Policía fueron blanco de acciones vandálicas y de estos 33 fueron incinerados.

Según investigaciones de las autoridades nacionales, las protestas supuestamente fueron infiltradas por el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y disidencias de las FARC, entre otros grupos de “anarquistas y terroristas”.

Fuente: EFE

 

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins