A tres meses de las elecciones parlamentarias en Venezuela, la oposición sigue fracturada

Desgastado, el opositor Juan Guaidó lanzó un nuevo plan para intentar de nuevo presionar la salida de Maduro del poder. Tras un año y 7 meses siendo reconocido como presidente interino del país por algunas naciones, ahora busca recuperar el aliento para articular a las fuerzas políticas opositoras al régimen con un “pacto unitario”.

El contexto se hace más complejo porque el 6 de diciembre serán las elecciones para renovar la Asamblea Nacional, el legislativo que preside Guaidó y la única institución del país controlada, en teoría, por la oposición.

Según indicó la AN, los representantes de lo que llamaron las “Fuerzas Democráticas de Venezuela” ratificaron el pasado 24 de agosto su apoyo a la propuesta de Guaidó, que consiste en una ruta para construir un pacto unitario entre diferentes actores para “materializar el cambio en el país”.

A esta se unieron más de 30 partidos políticos, entre ellos algunos intervenidos por el TSJ del país, como Acción Democrática, Primero Justicia, Voluntad Popular. Estos últimos están divididos y podrán ir a elecciones a través de sus nuevas juntas directivas Ad-hoc nombrada por el organismo judicial.

En otro punto del panorama electoral están los opositores que afirman que hay que ir a las elecciones.

Guaidó dice contar con el respaldo de Henrique Capriles y Maria Corina Machado, ambos representantes de la oposición. No obstante, Capriles se desmarcó de la propuesta y ha dicho que el país requiere “medidas concretas y realistas para salir de la crisis“. Así, ha pedido que “se discuta una ruta que no solo sea la de la abstención y resignación”.

Del mismo modo, ha mostrado su desacuerdo con las sanciones impuestas sobre Venezuela que han sido solicitadas por el diputado opositor a EE.UU. y la Unión Europea.

Mientras que el grupo alineado de Guaidó defiende la idea de no participar en los comicios, Capriles ha sido un crítico de la ruta planteada por este para presionar la salida del régimen.

A la oposición le queda un poco más de tres meses para articularse con un plan antes de las elecciones. Ya han dejado claro que no participarán, pero el reloj sigue corriendo en su contra, pues en enero se vence el periodo legislativo de Guaidó, que fue la base para que se declarara como mandatario interino.

Con información de El Colombiano 

 

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins