Congresista evangélica brasileña es acusada de matar a su esposo en complicidad con 7 de sus 55 hijos

Una impresionante historia es la que quedó al descubierto en Brasil, luego de la detención de la diputada federal Flordelis dos Santos Souza, quien es pastora evangélica y fue acusada de organizar el asesinato de su esposo, el también pastor Anderson do Carmo. Ella, junto a siete de sus 55 hijos (la mayoría adoptados), habrían planificado y perpetrado el crimen.

La Policía detuvo este lunes a 9 personas acusadas de participar en el asesinato de un pastor en Brasil, entre ellos siete de sus hijos y una nieta, aunque la esposa, una diputada de la Cámara de Representantes y señalada como la presunta responsable del homicidio, quedó en libertad.

De acuerdo con las autoridades, la diputada, viuda del pastor evangélico Anderson do Carmo, fue la responsable del asesinato y a pesar de estar denunciada ante la Justicia por cinco delitos no pudo ser detenida por contar con inmunidad legislativa.

El asesinato ocurrió el 16 junio de 2019 cuando la pareja, que tiene 55 hijos, de los cuales 51 adoptados, llegaba a su residencia tras haber participado en una ceremonia religiosa.

En ese momento, la diputada del Partido Social Democrático (PSD), quien también es pastora evangélica, señaló a los medios de comunicación y a las autoridades que su esposo había sido asesinado por hombres que al parecer los venían persiguiendo en una motocicleta.

Según el comisario Allan Duarte, durante la primera fase de la investigación Flávio dos Santos Rodrigues, hijo biológico del diputado, fue identificado como autor del crimen y Lucas César dos Santos, hijo adoptivo de la pareja, como la persona que compró el arma utilizada.

No obstante, acciones de inteligencia posteriores permitieron a las autoridades apuntar a la diputada como responsable del asesinato de su esposo y establecer que la causa del homicidio «habría sido la lucha por el poder y su emancipación financiera».

La policía cumplió este lunes nueve órdenes de captura y 12 allanamientos en residencias de los presuntos implicados en el asesinato.

La diputada, que se hizo famosa como cantante de música góspel y tiene diez discos, fue imputada ante el Tribunal Superior de Justicia por los delitos de homicidio triple calificado, intento de homicidio, falsedad ideológica, uso de documentos falsos y asociación delictiva.

Con información de Agencias

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins