¡CINISMO PURO! Ramírez dice que no hay excusa para el colapso de PDVSA, aún cuando la dirigió por 9 años

Luego de destruir la principal industria de la nación venezolana,  el ex presidente de PDVSA, Rafael Ranirez aseguró este jueves, al hablar sobre el último informe de la Opep sobre la producción de crudo en el país, que “no hay excusa” para dichas cifras, “es un desastre”.

El  funcionario,  que durante el gobierno de Chávez fue uno de los hombres más poderosos del régimen,  calificó como un desastre el último reporte de la OPEP, donde  se «vuelve a reflejar el colapso de la producción petrolera en el país».

Sin embargo, obvia por conpleto que durante su gestión  como presidente de la estatal petrolera durante 9 años (2004-2013) y Ministro de Petróleo y Minería (2002-2013), sucedieron las peores y más escandalosas tramas de corrupción en el país,  sin mencionar que la destrucción de la infraestructura sucedió en los últimos 15 años.

La producción petrolera de Venezuela siguió estancada en julio por debajo de los 400.000 barriles diarios, según datos divulgados este miércoles por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), remarcando el retroceso a niveles de 1934 alcanzado en junio.

Las cifras enviadas por el gobierno socialista al cartel energético, basadas en la estatal venezolana PDVSA, ubican la producción en 392.000 barriles diarios (bd), prácticamente igual a junio, cuando se situó en 393.000 bd.

Ramírez, que actualmente es opositor a Maduro, está implicado en la trama de legitimación de capitales en la Banca Privada de Andorra, según señaló Diego Salazar Carreño, hoy detenido y primo del exministro en el año 2018.

El llamado “zar” petrolero también está vinculado a los casos de corrupción en las filiales de PDVSA, Petrozamora y PDVSA Monagas, así como en el “arrase total de la Faja Petrolífera del Orinoco”, declaró el fiscal designado por la ANC, Tarek William Saab en una oportunidad.

Asimismo, está señalado por el “caso de la Oficina de Inteligencia de Mercadeo y Política Petrolera, con sede en Viena para valorar de forma negativa los precios del crudo venezolano, el Factor K y los escaladores AGA.

El régimen  asegura que “supuestos” errores de cálculo pudieron generar pérdidas de hasta 6 dólares por barril, mientras que la desviación pudiera superar, según las estimaciones, los 5.000 millones de dólares

 

 

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins