Monseñor Lückert sobre usar iglesias para pacientes Covid-19: Sólo se deberían prestar “cuando no haya donde meterlos”

Frente a las críticas contra el padre Numa Molina por su comentario sobre los llamados trocheros que ingresan por la frontera Colombia, Nicolás Maduro cuestionó  a los prelados sobre la posibilidad de pediría el apoyo de la iglesia católica para que prestarán parte de sus iglesias y conventos para atender a los pacientes con COVID-19, esto ante el aumento desproporcionado que ha tenido el número de personas contagiadas en el país durante las últimas semanas.
“¿Algunos de estos prelados que critican al padre Numa, prestarán las instalaciones de sus iglesias, de sus conventos, para ingresar personas con coronavirus para su tratamiento? Ojalá prestaran sus instalaciones para ingresar gente que viene del extranjero, connacionales, para darle trato cristiano, solidaridad, para darle el pan al que lo necesite”, apuntó Maduro.
Sobre la propuesta, el arzobispo emérito de Coro, monseñor Roberto Lückert Leónexpresó rotundamente su rechazo y dijo que en primera instancia esas situaciones de emergencia con los pacientes, se las deberían dejar a los centros hospitalarios y sedes militares, pues la iglesia -según él-  debería ayudar sólo cuando la pandemia «se ponga más grave y no haya dónde meterlos».
«¿Cómo va a meter en las iglesias a los enfermos? En caso de que esto se ponga más grave y no haya donde meterlos, tendremos que ofertar las iglesias para que los metan, pero en este momento no», dijo en declaraciones telefónicas al portal Noticiero Digital.
Según Lückert, Nicolás Maduro al hacer la petición uso un lenguaje y un estilo que no es de su agrado.
“Maduro tendría que hablar con la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) a ver qué le dicen”.
Sin embargo, el dirigente de la iglesia católica asegura que la mejor vía para concretar una ayuda es dialogando.
En la entrevista el católico dijo que lo más probable es que, de llegar a colaborar con pacientes enfermos, dispongan los salones parroquiales que son utilizados para celebrar reuniones.
“De parte de la iglesia no hay ninguna oposición. Las parroquias tienen salones parroquiales amplios, con baños, y yo creo que por parte de las iglesias no habrá ningún inconveniente en prestarlos para poder tener allí enfermos. Ahora que estamos en esta crisis y yo estoy de acuerdo con que se den los salones de reuniones, pero la iglesia no. ¡Por favor!.
Con  información de Noticiero Digital 
(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins