Las estrategias políticas del “Gurú” Leopoldo López, le pasan factura a la oposición venezolana

El nombre de Leopoldo López ha estado muy de moda en los últimos días en la prensa internacional, ya no como referente de un liderazgo sobrio y exitoso, sino como a figura, que desde el encierro, ha llevado a la oposición venezolana a un callejón sin salida.

Su figura fue reseñada recientemente por el famoso diario estadounidense, The Wall Street Journal, como “El gurú” de la oposición venezolana que dirigió el plan para sacar a Maduro, palabras más, palabras menos, al fundador del partido en decadencia, Voluntad Popular, le están achacando en fracaso del último intento de derrocamiento del régimen venezolano.

De acuerdo al artículo publicado hace unos días, López se reunió con varios grupos de mercenarios para invadir Venezuela y  fue un “actor clave” en el diseño de la fracasada operación Gedeón, en la que participaron exmilitares venezolanos, junto con dos norteamericanos pertenecientes a la contratista militar norteamericana Silvercorp.

Aunque el político, que actualmente se encuentra refugiado en la residencia del embajador de España, ha negado en reiteradas oportunidades su participación en dicho plan junto a Juan Guaidó, muchos medios de comunicación y actores políticos comienzan a ver que la salida violenta, en los términos que ha planteado López y su partido, es errada.

La única acción emprendida por él y Guaidó que han tenido consecuencias real, es la solicitud de sanciones y bloqueos que supuestamente iban dirigidos a funcionarios venezolanos, pero han terminado impactando de manera atroz en los más pobres de Venezuela.

Y es que la experiencia política de López se limita a un gobierno local. Ganó con éxito en 2000 y 2004 la alcaldía del municipio más rico de Venezuela, Chacao, y no superó los 100.000 electores. Los últimos años de su gobierno terminaron con protestas violentas contra el entonces expresidente Chávez, que no tuvieron éxito.

La mala conducción política de López se evidenció el pasado mes cuando varios miembros de VP renunciaron al partido, diciendo en privado que ya no podían lidiar con la mano dura de López y las políticas del partido, que vieron como perjudiciales para la oposición, según aseguro el WSJ en su artículo.

El Gurú de la oposición venezolana, lejos de llevar a un cambio político en Venezuela, terminó guiando los pasos hacia un despeñadero, mientras el régimen chavista sigue al mando.

Redacción LB

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins