Fiscalía de Brasil pide destituir al ministro del ambiente por su gestión en la Amazonía

El Ministerio Público Federal de Brasil pidió la destitución del ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, por “improbidad administrativa” al acusarlo de paralizar la fiscalización ambiental y el “desmonte del sistema de protección ambiental” que provocó el aumento de la deforestación, los incendios, la minería ilegal y la invasión de tierras en la Amazonía.

Un grupo de fiscales pidió a la justicia apartar de manera “urgente” al ministro y que sea condenado con penas como “la pérdida de función pública”, la “suspensión de sus derechos políticos” y el pago de una multa, entre otros.

La acción fue promovida en primera instancia por doce fiscales del Distrito Federal de Brasilia y se ampara en las fuertes declaraciones de Salles durante un video divulgado de una polémica reunión ministerial con el presidente, Jair Bolsonaro, en abril pasado.

En un comunicado, el Ministerio Público Federal acusa a Salles de “favorecer intereses que no tiene ninguna relación con la finalidad del ministerio que ocupa”, al promover de manera intencionada, “con actos, omisiones y discursos”, el “debilitamiento de la protección del medio ambiente”.

También afirma que el ministro, acusado por varios sectores de promover la deforestación en su defensa de la legalización de las actividades agropecuarias y mineras en áreas protegidas, es responsable de “reducir en un 25 por ciento el presupuesto del ministerio de Medio Ambiente y de paralizar el Fondo Amazonia; un fondo internacional de lucha contra la deforestación”.

La conducta del ministro, aseguran los fiscales, “contribuyó decisivamente al aumento de la deforestación y de los incendios, sobre todo en la región amazónica” en 2019, que desataron una oleada de críticas de la comunidad internacional al gobierno de Jair Bolsonaro. Con los incendios forestales de 2019, la selva amazónica perdió 318 mil kilómetros cuadrados (poco más que el tamaño de los estados de Sonora y Durango juntos), un récord histórico.

Asimismo invocan declaraciones suyas en una reunión ministerial en las que instó a “aprovechar este momento en que la atención de la prensa está volcada casi exclusivamente en la covid (…) para ir modificando todo el reglamento y simplificando normas” ambientales.

Varias organizaciones ambientalistas alertan que 2020 va camino a convertirse en uno de los años más destructivos para la Amazonía, la mayor selva tropical del planeta.

Fuente: AFP y Milenio

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins