A casi tres años del huracán María, millones de puertoriqueños siguen sin casa

Han pasado tres años desde que el huracán María golpeara a Puerto Rico y miles de hogares siguen teniendo daños graves, los ciudadanos enfrentan la nueva temporada de huracanes bajo tejados de lona azul y el primer gran programa oficial para reparar y reconstruir viviendas no ha completado ninguna unidad.

María afectó más de 786 000 viviendas el 20 de septiembre de 2017, causando daños menores en algunas y arrancando otras de sus cimientos.

 

El plan del Gobierno puertorriqueño conocido como R3 es la primera gran iniciativa de la isla para realizar grandes reparaciones y reconstruir casas dañas o destruidas.

Cerca de 27 000 propietarios se han inscrito, pero casi un año y medio después de la liberación de fondos federales a funcionarios locales, no se ha completado ni un solo trabajo de reparación o reconstrucción.

Según las autoridades boricuas, las obras están casi listas en las 45 primeras casas que se benefician del plan, pero no hay nada completado.

Para muchos puertorriqueños, el lento avance del programa se ha convertido en un símbolo de la incapacidad del Gobierno.

María barrió Puerto Rico con vientos de 249 kilómetros/hora (155 mph)  destruyó la red eléctrica y causó daños estimados en más de 100 000 millones de dólares. Se estima que 2 975 personas murieron tras su paso.

“Su hogar renace”, un programa administrado por el Gobierno puertorriqueño que funcionó entre enero y diciembre de 2018, reparó 108 487 residencias con fondos de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias. Algunas han tenido que ser reparadas de nuevo por la mala calidad de las obras.

Decenas de miles de casas siguen inhabitables, con daños que van desde la destrucción total a la falta de tejados.

El gobierno del territorio presentó sus planes para emplear los fondos de las ayudas federales para el programa R3 (reparar, reconstruir o reubicar) en junio de 2018.

Cerca de 27 000 viviendas solicitaron ayudas desde el inicio de R3, el 31 de julio de 2019, hasta principios de enero, cuando el Gobierno de Puerto Rico dejó de admitir peticiones.

El secretario de vivienda de Puerto Rico, Luis Carlos Fernández, dijo que no sabe si los fondos federales recibidos hasta el momento serán suficientes para ayudar a todos los aceptados en el programa.

“No vamos a terminar en años”, manifestó Fernández, quien dijo que más de 2 600 de los solicitantes seguían usando carpas azules en lugar de tejados.

Fuente:AFP

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins