Bolivia revive tragedia de Ecuador: Féretros en las calles por colapso de servicios funerarios

Los servicios funerarios de Cochabamba se hallan al borde del colapso y los cadáveres se acumulan para ser cremados o enterrados por el rápido ascenso de los contagios del nuevo coronavirus en una de las ciudades más castigadas por la pandemia en Bolivia.

“Antes de la pandemia la policía recogía cuatro o cinco cadáveres de la calle por accidentes, atracos o suicidios, ahora son 16 diarios y la mayoría por sospechas de COVID. El depósito de la policía ya no abastece”, dijo el jueves la vocera de la policía anticrimen de esa ciudad, la capitana Rocío Olivera.

En una entrevista con el diario Opinión agregó que “sabemos que hay más personas que mueren en sus casas pero no se reportan”.

Mientras, en el Hospital del Norte, el principal que atiende a los pacientes con la enfermedad en la ciudad de El Alto —vecina a La Paz— médicos y personal de salud protestaron y dijeron que se declararon en emergencia porque el lugar está a tope.

“Si siguen llegando más pacientes no van a poder ser internados porque no tenemos dónde”, dijo el doctor Antonio Virruez, jefe de la unidad de terapia intensiva. En tanto, Carla Poma, representante de los trabajadores de la salud, explicó que incluso “el personal se está infectando”, y no se les está haciendo pruebas.

En Cochabamba, el cuerpo de Cristóbal Huanca Mendoza, un comerciante que falleció el domingo solo en su casa con síntomas compatibles con el coronavirus, fue velado la noche del miércoles en la calle y el jueves su féretro esperaba para ser enterrado.

El obsoleto crematorio del cementerio municipal -con capacidad para incinerar cuatro cuerpos al día-, está desbordado. La lista está copada hasta el domingo y hay varios cadáveres pendientes, dijo un funcionario que pidió el anonimato porque no estaba autorizado hacer declaraciones a la prensa. El jueves un tractor cavaba zanjas en un rincón del cementerio de Cochabamba para aumentar la cantidad de tumbas.

Las casas funerarias de la ciudad -de casi un millón de habitantes- se han declarado en emergencia porque reciben cadáveres sin autopsia y no saben qué procedimientos de bioseguridad utilizar, dijo la oficial.

Bolivia reportó la víspera 1.008 nuevos contagios sumando 34.227 casos y 1.201 fallecidos. “La pandemia está en pleno ascenso”, declaró el director de Epidemiología del Ministerio Salud, Virgilio Prieto.

Fuente: AFP

 

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins