EL PAÍS: El fracaso de la Operación Gedeón, un disparatado intento de incursión marítima, ha lastimado la credibilidad de Guaidó

La oposición venezolana parece haber caído en un pozo sin fondo en medio de la pandemia: renuncias, despidos, divisiones, estrategias fallidas, dimes y diretes dentro del gobierno interino y los partidos, son parte de un cóctel de errores que han mermado la credibilidad en el proyecto de Juan Guaidó.

Hace menos de tres meses, tras regresar de una gira por EE.UU. y Europa, un revitalizado Juan Guaidó presentaba al país el “pliego nacional de conflicto”, una nueva iniciativa de presión a Maduro con un plan de transición anclado a las demandas por mejorar las condiciones de vida de Venezuela.

Los seguidores de la oposición respondieron con una nueva concentración en las calles. Tres meses después, en pleno encierro por la pandemia de coronavirus y de una crisis de combustible sin precedentes, el proyecto de Guaidó está más estancado que nunca.

El fracaso de la Operación Gedeón, un disparatado intento de incursión marítima que tenía el objetivo de derrocar al Gobierno, ha lastimado su credibilidad. Varios de sus colaboradores han sido detenidos y otros se encuentran en la clandestinidad. Su imagen ha caído en picado, según las encuestas, y son nulas las opciones para convocar a una protesta.

Sus seguidores, resignados, han regresado a sus asuntos domésticos. Se respira en las calles de Caracas un clima de duelo y repliegue. Los estudios de opinión reportan una caída en torno a las expectativas de un cambio político. La popularidad de Guaidó, que sobrepasaba el 60% de la población hace unos meses, hoy acaso llega a la mitad.

Aunque parece descartado, al menos por el momento, un cambio de liderazgo, aumenta el volumen de las voces que le piden un cambio de estrategia. Uno de ellos, Henrique Capriles Radonski y María Corina Machado.

“Guaidó aún no renuncia a una salida violenta. Un camino que es inviable y que la mayoría no quiere en Venezuela. Se ha actuado con una inmensa irresponsabilidad. No ha sido lo suficientemente maduro para conducir este proceso y debe reflexionar seriamente”, afirma Jesús Seguías, analista político y director de la firma Dataincorp.

Maduro se prepara para organizar unas elecciones legislativas a final de año, y algunos sectores de la oposición se preparan para asistir a la cita prescindiendo del líder opositor, algo que deja claro la desunidad que hay hoy dentro de la oposición.

Fuente: El País

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins