Nuevo récord en Brasil: 1.349 muertes en un solo día por covid-19

El Ministerio de Salud de Brasil registró este miércoles 3-J un récord de 1.349 nuevas muertes por covid-19 con lo que la cifra total de fallecimientos por la pandemia en ese país se elevó a 32.548.

Es el segundo récord consecutivo luego de que Brasil contabilizara el martes 1.262 nuevas muertes, hasta entonces el mayor número en un único día desde que el país registró la primera víctima por la enfermedad hace solo dos meses y medio.

Brasil es el cuarto país con mayor número de muertes por la pandemia en el mundo, por detrás de Estados Unidos, Reino Unido e Italia, y lo deja muy cerca del tercer lugar ya que, según los datos de la Universidad Johns Hopkins, las víctimas italianas sumaban hasta hoy 33.601, pero su curva ya es descendente.

Según el boletín del Ministerio de Salud, en las últimas 24 horas se registraron 28.633 nuevos casos de la enfermedad, ligeramente por debajo de los 28.936 nuevos contagios de la víspera.

En relación a los contagiados, el saldo aumenta a 548.016, lo que confirman a Brasil como el segundo país con más casos en el mundo después de Estados Unidos (1.850.144) y como el epicentro de la pandemia en América Latina.

Según el boletín del Ministerio, 312.851 pacientes, que constituyen el 53,6 % del total de infectados, aún están bajo cuidados médicos, mientras que 238.617 (40,9 %) se recuperaron y recibieron el alta.

Las elevadas cifras de casos y muertos se producen en momentos en que varios Gobiernos regionales y municipales de Brasil pusieron en marcha esta semana procesos graduales de desescalada de las medidas de paralización económica y comenzaron a flexibilizar las orientaciones de distanciamiento social.

La flexibilización es criticada por especialistas y científicos, que consideran que el país aún está lejos del pico de la curva de contagios, lo que está previsto para julio, y que en algunas regiones la infraestructura hospitalaria aún puede colapsar.

La desescalada es presionada por el presidente Jair Bolsonaro, uno de los gobernantes más escépticos sobre la gravedad de la pandemia, que llegó a calificar el covid-19 como una “gripecita” y que desde el comienzo de la crisis defiende el fin de las medidas de distanciamiento impuestas por los Gobiernos regionales y la normalización de todas las actividades.

Fuente: Panorama

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins