Ex candidato a concejal de Bogotá, denunció a Ana Karina García por extorsión en el año 2019

A la renuncia de la ex dirigente estudiantil Ana Karina García de Voluntad Popular, comenzó a salir en las redes sociales un episodio de su vida política que había quedado en el olvido.

Se trata de una denuncia por injuria, difamación y extorsión por parte de Carlos Eduardo Vilma Parra, ciudadano colombo venezolano ex candidato a concejal de Bogotá en las Elecciones Regionales 2019.

El ciudadano interpuso una denuncia ante fiscalía contra Ana Karina García, Gaby Arellano, Karina Villegas y otros miembros de VP por secuestro de su cuenta en Twitter, acoso personal, seguimiento y extorsión.

El hecho tuvo su origen en un presunto contrato de palabra sustraído entre Vilma y García en agosto del 2019, en el que la dirigente venezolana acordaba prestar su apoyo en la “Prestación de Servicio en la búsqueda de voluntarios para la incorporación del equipo de estrategia tierra y electoral” de la campaña por el partido Centro Democrático.

García se encargaría de presentar semanalmente reportes e informes del trabajo realizado, todo de forma voluntaria y con la posibilidad de pago cuando se encontraran los recursos.

Un mes después, según cuenta Vilma Parra, la líder venezolana comenzó una campaña de hostigamiento y amenazas en su contra, en reclamo por el pago a ella y su equipo, derivando también en una supuesta campaña de desprestigio y persecución a través de las redes sociales en la que se vio involucrada la diputada en el exilio Gaby Arellano.

Esta última amenazó al ciudadano de hacer una denuncia pública para desprestigiarlo a través de sus redes si no le entregaba un total de 900.000 pesos a su tía, Lorena Arellano.

A principios de octubre García y otra ciudadana de nacionalidad venezolana, Paola Coy, secuestraron la cuenta en twitter (@carlosevilma) cambiado sus datos personales, un modo de coaccionarlo para que pagara según capturas y mensajes remitidos a fiscalía de Colombia.

Por su parte, Karina Villegas habría amenazado a la novia de Vilma Parra, Lublanc Prieto con utilizar sus “contactos en Migración Colombia para deportarla”, ya que la joven se encontraba bajo régimen de permiso temporal.

Esta fuerte denuncia sería escuchada por las autoridades colombianas, y según comentan allegados, fue otra de las razones por la cual la ciudadana renunció a VP, un escándalo que se une a los ya registrados en Colombia, como la estafa del dinero de la ayuda humanitaria.

Redacción LB

(Visitas 2 Fecha, 2 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins