Junio sorprende a EE.UU.: Alarma por sapos gigantes y tóxicos tras las lluvias en Florida

Una ola de sapos enormes y tóxicos, capaces de matar a una persona en 15 minutos, ha aparecido a suroeste de la Florida, en Estados Unidos, durante esta temporada de lluvias.

Los anfibios son potencialmente mortales para las mascotas. La sorpresiva aparición generó alarma en la zona, ya que es algo que rara vez se ha visto.

Esta especie, se encuentra regularmente en lugares húmedos, se reproduce exponencialmente y lo más peligroso: son letales para los animales domésticos.

Conocido como sapo neotropical, marino, de caña o incluso sapo gigante. La peligrosidad de este anfibio se debe a que posee glándulas venenosas que son mortales para la mayoría de los animales.

Estos sapos secretan una sustancia lechosa y tóxica en su piel conocida como bufotoxina, que es mortal para gatos y perros si muerden, huelen o lamen a los sapos gigantes. La toxina también es peligrosa para los humanos, por lo que se debe usar guantes y equipo de protección al deshacerse de ellos.

Ante la propagación de la especie, exterminadores profesionales están a tope, tratando de eliminar a la sobrepoblación de estos peligrosos anfibios.

Un sapo hembra puede poner hasta 30 mil huevos de una sola vez y lo hacen en caños, estanques o lagunas. Es considerado de un depredador.

Con información de Clarín

 

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins