Autopsia independiente a George Floyd, indica que fue asesinado por asfixia “debido a la compresión del cuello y la espalda”

Este lunes un análisis médico independiente ha rebatido el polémico informe oficial de la autopsia aplicada al ciudadano afroamericano George Floyd, determinando que la causa de la muerte fue asfixia, como resultado de una presión sostenida sobre su cuello.

“Los renombrados forenses Michael Baden y Allecia Wilson han descubierto que la causa de muerte de Floyd fue homicidio causado por asfixia debido a una presión en el cuello y la espalda que produjo una falta de riego de sangre al cerebro. La presión sostenida en el lado derecho de la arteria carótida de Floyd impidió el flujo de sangre al cerebro, y el peso sobre su espalda impidió su capacidad de respirar”, han informado en un comunicado los abogados de la familia Floyd.

“Los examinadores forenses independientes han descubierto que el peso en la espalda, las esposas y la posición [en la que se retuvo a Floyd] fueron factores que contribuyeron [a su muerte], ya que éstos dañaron la capacidad de funcionamiento del diafragma de Floyd.

Tras la aparición de las primeras imágenes, un segundo vídeo de la escena que retrata la muerte sobre el asfalto de Mineápolis de George Floyd, pero desde otro ángulo, muestra también a otros dos agentes también participando en la retención del afroamericano ejerciendo presión sobre su espalda, que mantuvieron incluso cuando ya estaba inconsciente.

“No solo fue la rodilla en el cuello de George [Floyd] la causa de su muerte, pero también lo fue el peso de los otros dos oficiales de policía en su espalda, que no solo bloquearon el flujo de sangre a su cerebro sino también de aire [oxígeno] al cerebro”, ha añadido Antonio Romanucci, uno de los abogados de la familia.

Según el comunicado de los abogados, los registros de emergencia médicos señalan que Floyd murió allí mismo, un extremo negado en la primera versión de las autoridades policiales, quienes sostenían que Floyd murió minutos después en el hospital.

El informe original, realizado por el forense del condado de Hennepin y hecho público por la CNN, sostenía una versión bien distinta: “La autopsia no reveló evidencias físicas que sustenten el diagnóstico de una asfixia traumática o estrangulación.

El texto del informe, y a la luz de las imágenes del momento publicadas, fue recibido con incredulidad y estupefacción, además de enfado que terminó por incendiar aún más las protestas.

Fuente: El Confidencial

 

(Visitas 4 Fecha, 4 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins