Senado colombiano rechaza la presencia de “tropas de EE.UU. ” en su país

El presidente del Senado colombiano, Lidio García Turbay, denunció que la decisión del envío de una brigada del Ejército de EE.UU. especializada en la lucha contra el narcotráfico a Colombia, debería ser consultada y aprobada antes por el Congreso del país.

De acuerdo con las declaraciones de García Turbay, el artículo 173 de la Carta política colombiana, establece que “permitir tránsito de tropas extranjeras” en territorio nacional es una atribución constitucional del Senado de la República.

Muchos senadores manifestaron su rechazo a tal medida; en este contexto, el senador Jorge Enrique Robledo calificó la llegada de tropas como un “gravísimo error” del presidente colombiano, Iván Duque, agregando que tal decisión viola la soberanía nacional y la Constitución, “que no permiten esos actos”.

Un comunicado conjunto emitido el jueves por la embajada estadounidense en Bogotá y el Ministerio de Defensa de Colombia anunció que la brigada perteneciente a la Fuerza de Asistencia de Seguridad del Ejército de EE.UU., (SFAB por sus siglas en inglés), arribará al país sudamericano en el mes de junio

Aunque la nota oficial no precisa fecha ni número exacto de fuerzas, actores políticos colombianos hicieron público que el contingente estadounidense está compuesto por 800 fuerzas y que la llegada está prevista para los primeros días de junio.

El senador Antonio Sanguino destacó que ahora es el momento “más inoportuno” para el despliegue de tropas estadounidenses en Colombia, ya que todo el mundo está luchando contra el brote del coronavirus, una pandemia que también “está golpeando duro” al país sudamericano.

También advirtió que todavía se desconoce si dicha decisión del Gobierno de Duque está “relacionada con la pretensión de Estados Unidos de seguir aplicando acciones hostiles contra países vecinos y contra Venezuela”.

En este sentido, el partido colombiano Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) también afirmó que la llegada de la brigada estadounidense es parte de una estrategia para desestabilizar la paz regional y agredir militarmente a Venezuela.

Las tensiones se avivaron a principios de mayo, cuando el Gobierno venezolano denunció haber desarticulado un intento de ataque terrorista, vía marítima, planeado por el presidente de EE.UU., Donald Trump, con la complicidad de Duque, para “asesinar” al legítimo presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Fuente: Agencias

 

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins