¿Guaidó o la ANC? El reto de dos bandos políticos por rescatar la señal de Directv

La suspensión del servicio de televisión por cable de Directv tomó por sorpresa a los usuarios este 20 de mayo. Molestia, reproches y repartición de culpas hicieron gala a través de las redes sociales entre ambos bandos; los chavistas culpando a EE.UU. y las sanciones pedidas por  Guaidó,  y los opositores culpando al régimen de Maduro por oponerse a la salida de la parrilla de programación de Globovisión y PDVSA Tv.

Sea como sea, la acción indignó a los usuarios venezolanos que contaban con  Directv como una opción de recreación frente al encierro de la cuarentena.

Esta reacción motivó a la integrante de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) María Alejandra Díaz , a introducir en la mañana de este miércoles una demanda contra Directv Venezuela ante la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia.

“Comités de Usuarios y Usuarias solicitarán ante TSJ en Sala Constitucional Amparo contra violaciones flagrantes de la Constitución”, expresó  Díaz Marín, el mismo día en el que la empresa suspendió la señal en los hogares de al menos 10 millones de usuarios.

La diputada aseguró que esta acción por parta de la trasnacional AT&T, configura violaciones al “acceso a la información, libertad de expresión y comunicación contra el pueblo venezolano por parte de Directv”.

Por su parte, el Representante de Venezuela en Estados Unidos designado por Juan Guaidó, Carlos Vecchio, aseguró que ya está trabajando junto al gobierno interino y la Asamblea Nacional (AN) para lograr el pronto retorno de DirecTV al país.

“Desde el gobierno legítimo del presidente Juan Guaidó y la Asamblea Nacional trabajamos para que DirecTV regrese lo antes posible a Venezuela a pesar de la dictadura”, dijo el político a través de su cuenta en Twitter @CarlosVecchio.

Aunque la posibilidad de que la empresa de televisión por suscripción restaure sus operaciones luce muy remota, todo indica que Directv vuelve a confrontar al régimen y al gobierno interino, en una pelea por demostrar quién tiene más poder de acción frente a las sanciones impuestas por el gobierno de EE.UU.

Mientras tanto, cerca de 2 millones suscriptores, es decir, entre 6 y 10 millones de usuarios pierden la señal y 600 venezolanos se quedan sin trabajo.

¿Pérdida de tiempo, distracción? ¿Quien hará algo esta vez?

Redacción LB

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins