En una especie de Guerra Fría “Reloaded”, los buques de gasolina de Irán hacia Venezuela se roban el show

Irán y Estados Unidos protagonizan una escalada de tensión los últimos días que podría quedar para la historia como una nueva versión de la famosa Guerra Fría entre EE.UU., Rusia , Cuba y otros, en una versión reloded, donde los misiles ya no son la estrella y los buques de combustible para Venezuela se roban el show.

La semana pasada se conoció que Irán enviaría 5 buques de combustible al país ante la grave crisis de escasez que ha paralizado a gran parte de la población y los sectores productivos y comerciales que quedaron aún funcionando durante la cuarentena.

Las reacciones no se hicieron esperar, Estados Unidos amenazó a Irán de tomar “medidas” por violar las sanciones contra Venezuela, que contempla entre otras cosas, cualquier tipo de comercio de hidrocarburos con el régimen, en una especie de bloqueo total para presionar al gobierno de Maduro.

Irán no se quedó atrás, al día siguiente advirtió a EE.UU. de tomar medidas si intenta detener el flujo combustible. La agencia de noticias Reuters, aseguró que Irán envió una misiva a la ONU, advirtiendo que “los esfuerzos de EE.UU. para tomar medidas coercitivas con el objetivo de interrumpir la venta de petróleo iraní equivalen a una escalada peligrosa”.

Pero la oposición venezolana no se quedó atrás.  Juan Guaidó ha pedido ayuda internacional para bloquear la entrada de gasolina al país alegando que son “ilegales” y que forman parte de operaciones “narcoterroristas del régimen”, a pesar de que los venezolanos, incluyendo médicos y trabajadores del sector salud que atienden el Covid-19, hacen colas de hasta 3 días para cargar combustible.

La medida le ha costado al gobierno interino un fuerte rechazo a través de las redes sociales; los venezolanos parecen que están olvidando su ideología política y reconociendo que el caos afecta a todos por igual, chavistas y opositores.

La última escalada de tensiones diplomáticas de este tipo ocurrió en el año 1962 durante la crisis de los misiles en Cuba, cuando la Unión Soviética y EE.UU. se enfrentaron. En aquel momento, los misiles eran los protagonistas de una posible guerra sin precedentes entre ambas naciones.

Hoy, salvando las diferencias, los buques de combustibles de Irán podrían ser la chispa que encienda un enfrentamiento bélico entre la nación islámica y EE.UU., mientras Venezuela parece ocupar el papel de la nueva Cuba del siglo XXI.

Redacción LB

(Visitas 1 Fecha, 2 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins