Uruguay le dice adiós a la UNASUR y vuelve al TIAR

El canciller de Uruguay, Ernesto Talvi, anunció este martes que el país suramericano se retira de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y regresa al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR).

 “El Gobierno del Uruguay dispuso retirarse de la Unasur, que ya ha sido abandonado por la mayoría de los países de la región a excepción de Guyana, Surinam y Venezuela”, señala un comunicado emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores.

El canciller de Uruguay, Ernesto Talvi, anunció este martes que el país se retira de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y regresa al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR).

“El Gobierno del Uruguay dispuso retirarse de la Unasur, que ya ha sido abandonado por la mayoría de los países de la región a excepción de Guyana, Surinam y Venezuela. Se trata de un organismo regional, basado en alineamientos político-ideológicos y que, en los hechos, ha dejado de funcionar: ya no cuenta con sede y carece de secretaría general operativa”, sostuvo el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

A casi diez años del nombramiento de Néstor Kirchner como primer secretario general de la Unasur, en la cumbre extraordinaria que se realizó el 4 de mayo de 2010 en la ciudad argentina de Campana, el organismo regional quedó virtualmente desintegrado. La Unasur, que se había formado dos años antes en Brasilia, terminó siendo un emblema del giro a la izquierda en América Latina. Cristina Kirchner, Lula Da Silva, Hugo Chávez, Evo Morales, Rafael Correa, José Mujica y Fernando Lugo soñaban con dejar plasmada su visión de la “unidad latinoamericana” en esta organización supranacional.

Ernesto Talvi, ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, durante el anuncio del gabinete, el 16 de diciembre de 2019 (REUTERS/Mariana Greif)

Ernesto Talvi, ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, (REUTERS/Mariana Greif)

Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú suspendieron su membresía en abril de 2018. Los primeros cinco anunciaron luego su salida definitiva y a ellos se sumó Ecuador en marzo de 2019.

Uruguay era uno de los pocos países en los que seguía gobernando la izquierda. El Frente Amplio había sido uno de los impulsores de la Unasur y trató de defenderla hasta el final. Pero el triunfo de la Coalición Multicolor liderada por Luis Lacalle Pou en las elecciones del año pasado cambió todo.

Luis Lacalle Pou, junto con su compañero de fórmula Beatriz Argimon, Ernesto Talvi, Guido Manini Ríos, Edgardo Novick, Pablo Mieres y su esposa Lorena Ponce de León, el 30 de noviembre de 2019 (REUTERS/Mariana Greif)

Luis Lacalle Pou, junto con su compañero de fórmula Beatriz Argimon, Ernesto Talvi, Guido Manini Ríos,
Edgardo Novick, Pablo Mieres y su esposa Lorena Ponce de León, el 30 de noviembre de 2019.

El nuevo gobierno, que asumió el 1 de marzo pasado, decidió dar un giro importante en materia de política exterior. Lacalle Pou se distanció totalmente del régimen de Nicolás Maduro, a quien no invitó a su asunción, y respaldó a Juan Guaidó. “El pueblo venezolano cuenta con nuestro afecto y apoyo”, le escribió el flamante Presidente en respuesta a su felicitación.

En este contexto, era cuestión de tiempo la decisión de abandonar la Unasur. Lo mismo que retornar al TIAR, del que Uruguay se había alejado en septiembre del año pasado, cuando aún gobernaba el Frente Amplio. El entonces canciller Rodolfo Nin Novoa rechazó las sanciones dispuestas en el marco del tratado contra dirigentes del régimen venezolano, argumentando que “abrían paso a una intervención armada”.

Fuente: Infobae

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins