Varias modelos destapan la misoginia y el acoso dentro de Victoria’s Secret

No corren buenos tiempos para Victoria’s Secret, dos modelos que trabajaron durante años para la firma de lencería norteamericana han decidido romper el silencio y denunciar que fueron acosadas por dos altos ejecutivos de la compañía, según un reportaje publicado el pasado fin de semana por el periódico The New York Times , donde se pone al descubierto una cultura de acoso y misoginia en la conocida marca de lencería.

El diario habló con una treintena de ejecutivos, empleados y modelos que han destapado casos de acoso y hostigamiento por parte de dos de los hombres más poderosos de Victoria’s Secret: su fundador, Leslie Wexner, y su director de márketing, Ed Razek. Unos testimonios que en algunos casos fueron anónimos, pero en otros sí se atrevieron a dar la cara.

Razek fue llevado en numerosas ocasiones al departamento de recursos humanos donde se presentaron todo tipo de quejas por su comportamiento inapropiado. “Trataba de besar a las modelos, les pedía que se sentaran en sus rodillas y hasta le tocó la entrepierna a una modelo antes del desfile de 2018″, según el Times.

Una de las que sí decidió salir del anonimato ha sido la modelo canadiense Andi Muise, qu e era una adolescente cuando fue contratada por primera vez por la empresa y que ha contado al periódico que tras llevar dos años desfilando con ellos dejaron de contratarla por rechazar las insinuaciones de Razek.

En el 2007, Muise ya había participado en dos ocasiones en el emblemático desfile de las Ángeles de Victoria’s Secret cuando recibió una invitación para salir a cenar con Razek. Ya esa primera noche trató de besarla y después vinieron meses de correos electrónicos íntimos e invitaciones a su casa que rechazó, hasta que la empresa dejó de llamarla.

Otra modelo identificada como Alison Nix contó los detalles de otra invitación que recibió en 2010 para participar en un evento de recaudación de fondos que se celebró en una isla privada del Caribe propiedad de Richard Branson. La única condición que recibieron es que debían posar desnudas en la playa para una sesión con su fotógrafo Russell James.

“Nos llevaron en barco y esos hombres ricos flirteaban con nosotras. Todas las modelos nos preguntábamos, ¿estamos aquí como prostitutas de lujo o por un asunto de beneficencia?“, contó al Times la joven, quien después de ese viaje nunca más volvió a ser contratada por Victoria’s Secret.

El reportaje también habla de los vínculos de Wexner con Jeffrey Epstein, quien el verano pasado se suicidó en la cárcel tras ser acusado de múltiples cargos por tráfico sexual de menores. Según el periódico, el financiero administraba parte de su fortuna y durante años atraía a mujeres jóvenes presentándose como reclutador de modelos para Victoria’s Secret.

L Brands, empresa matriz de Victoria’s Secret, envió un comunicado en el que aseguró que están “intensamente centrados” en el cumplimiento de las leyes en el lugar de trabajo y aseguraron que están “plenamente comprometidos” con seguir mejorando y asumir plenamente sus responsabilidades.

Fuente: El Mundo

(Visitas 12 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins