Gobierno de Brasil lanzó una campaña que defiende la abstinencia sexual entre los jóvenes

“Adolescencia primero, embarazo después”.

Con esa consigna Brasil lanzó el lunes una campaña nacional de prevención de embarazo adolescente que coloca a la abstinencia sexual como una de las principales estrategias, lo que ha desatado cuestionamientos de quienes ven la iniciativa como parte de un avance de la agenda conservadora del gobierno.

Las autoridades dicen que la campaña busca disminuir la tasa de embarazos entre jóvenes en un país adonde cada año nacen 434.000 bebés de madres adolescentes, según datos brindados por el Ministerio de Salud.

“Estamos construyendo un plan de prevención del sexo precoz”, dijo Damares Alves, pastora evangélica y titular del Ministerio de la Familia y los Derechos Humanos, al presentar la campaña. El programa busca “sensibilizar sobre el riesgo y consecuencia del embarazo en la adolescencia”.

Como parte del plan, el gobierno también repartirá 570 millones de preservativos. Sin embargo, el eje en la abstinencia sexual como camino para evitar los embarazos ha generado polémica en Brasil, donde muchos ven la propuesta del gobierno como parte de una ofensiva por instalar una agenda conservadora más amplia.

La abstinencia es una consigna defendida por amplios sectores de las iglesias evangélicas, una de las bases electorales del presidente Jair Bolsonaro. Algunos críticos del gobierno ven una influencia directa del evangelismo en el intento de regular las costumbres.

Para Claudia Costin, directora del Centro de Excelencia e Innovación en Políticas Educativa de la Fundación Getulio Vargas (FGV), la campaña del gobierno de Bolsonaro representa un viraje en el foco, que hasta ahora se centraba en brindar una amplia educación sexual y en trabajar en la autoestima de las niñas.

“Las iglesias evangélicas se movilizaron mucho para esta discusión. Bolsonaro se eligió diciendo en su campaña que la educación sexual es para ser discutida en la familia y no en la escuela”, señaló Costin en una entrevista telefónica con The Associated Press.

Según la ministra de familiar y derechos humanos, el gobierno federal gastará cerca de 850 mil dólares en una campaña publicitarias televisiva y en internet, que tendrán como foco evitar las relaciones sexuales tempranas. Alves dijo que sexo precoz trae no solamente embarazo, sino “enfermedades, depresión, y baja autoestima”.

La propuesta del gobierno federal fue aplaudida por representantes de la denominada “bancada evangélica” en el Congreso.

Según Costin, la experta en Educación, colocar en primer plano la abstinencia puede quitar a los jóvenes información para tomar decisiones. Dijo, además, que va en contra de los métodos aceptados por la academia y profesional en salud.

Fuente: Infobae

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins