TRUMP | EE.UU. implementará inmediatamente nuevas sanciones a Irán

Luego del ataque de Irán a dos bases con tropas de Estados Unidos en Irak, el presidente Donald Trump anunció que impondrá nuevas “poderosas” sanciones contra Teherán, y evitó por ahora responder a la última agresión iraní con una nueva acción militar, una virtual desescalada que descomprimió la creciente tensión de las últimas semanas en Medio Oriente, y atenuó los temores a una guerra.

En un breve pero esperadísimo discurso en la Casa Blanca, Trump dijo que el ataque iraní con misiles a dos bases aéreas ocupadas por soldados de Estados Unidos y de la coalición internacional que combate a Estado Islámico en Irak no había dejado víctimas o heridos estadounidenses. Trump afirmó que Teherán parecía estar “en retirada”, y reiteró advertencias y su promesa de impedir que Irán obtenga una bomba nuclear, pero ofreció, a la vez, señales de paz y un tono más moderado al habitual.

El mandatario dijo que su gobierno evaluará opciones para responder a la última agresión de Teherán, solo anunció que Estados Unidos impondrá de manera inmediata nuevas sanciones económicas, “poderosas” y “punitivas”, contra el régimen iraní.

“Nuestras Fuerzas Armadas son más fuertes que nunca. Nuestros misiles son grandes, poderosos, precisos, letales y rápidos”, afirmó Trump, en una de sus clásicas advertencias, la cual, esta vez, llegó acompañada de una señal: “El hecho de que tengamos este gran equipamiento militar, sin embargo, no significa que tengamos que usarlo. No queremos usarlo”, cerró.

El bombardeo de Irán a tropas de Estados Unidos en Irak había trazado la última escalada en una de las peores crisis de las últimas décadas en Medio Oriente, y elevó al máximo la tensión entre ambas naciones. Hoy, antes del discurso de Trump, y en otro desafiante mensaje, el líder supremo de Irán, el ayatollah Ali Khamenei, describió el ataque como “una cachetada” a Estados Unidos, pero agregó que era insuficiente, y llamó a desterrar a la potencia global de la región y rechazó cualquier negociación, al afirmar que solo abriría la puerta a una mayor injerencia de Washington.

“Lo que importa es que la presencia de Estados Unidos, que es una fuente de corrupción en esta región, debería llegar a su fin”, dijo ante una sala repleta.

El gobierno de Hassan Rohani había ofrecido señales un tanto más cautelosas y menos beligerantes, al indicar que Irán continuaría con sus ataques, incluido a aliados de Estados Unidos, solo si Trump respondía con una nueva agresión, brindando una salida directa a una desescalada. Trump no dudó en tomarla: anunció sanciones, y eludió, por ahora, ordenar una nueva operación militar.

Fuente: La Nación

(Visitas 11 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins