La sagrada piedra “Kueka” regresa a Venezuela tras 22 años en Alemania

La piedra de jaspe de 30 toneladas de peso aproximadamente, denominada “Abuela Kueka” y conocida como “Piedra Kueka ”, considerada también como garante del equilibrio y la armonía de la naturaleza, regresará a Venezuela en los próximos días según informó la cancillería venezolana.

Dicha piedra, símbolo sagrado de la comunidad indígena Pemón -que habita las tierras del Parque Nacional Canaima al sur de la República Bolivariana de Venezuela- fue sustraída de la Gran Sabana durante el gobierno de Rafael Caldera en 1998, para ser exhibida en el parque metropolitano Tiergarten, en Berlín, como una obra del artista plástico Wolfgang von Schwarzenfeld.

Luego de las gestiones emprendidas desde el año 2000 para la repatriación de la “Abuela Kueka”, hoy 20 de enero inicia su proceso de remoción, para ser trasladada a su hogar, en la comunidad pemona de Santa Cruz de Mapaurí.

La repatriación de la Abuela Kueka, 22 años después, es producto de un acuerdo amistoso entre el gobierno alemán y venezolano.

El proceso de repatriación de la piedra Kueka  inició formalmente en mayo de 2018, con un ritual de sanación por parte de una representación del pueblo Pemón que viajó a la capital alemana, considerándola parte del acervo cultural y espiritual, y seguros de que a su regreso se reestablecerá el equilibrio ambiental y ecológico de dimensiones planetarias que, considera el pueblo ancestral, fue quebrantado por la separación de los Abuelos Kueka.

La historia de la abuela Pemón

La Abuela Kueka es una anciana sabia y protectora del pueblo y su historia se refiere a una hermosa y aguerrida leyenda de amor.

Las comunidades Pemón y Macuxi fueron enemigas desde tiempos inmemoriales y sus pueblos separados con estricto celo por el Dios Makunaima, hasta que Taure Pam, joven de la comunidad Pemón, desposó a la joven más bella de la comunidad Macuxi, irrespetando las normas establecidas.

Los irreverentes amantes se fugaron, rompiendo las normas del dios Makunaima, que prohibía la unión entre ambos pueblos, por lo que fueron convertidos en piedra, para que vivieran eternamente juntos.

Fuente: Comunicado de Prensa

(Visitas 49 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins