Policía francesa dispersa protestas con gas lacrimógenos

La policía francesa ha cargado contra los manifestantes con gases lacrimógenos y bolas de goma, después de recibir proyectiles contra los agentes, según reporteros de la agencia Reuters que cubrían las protestas contra la reforma de las pensiones en París.

Los choques se han producido durante una manifestación organizada por los sindicatos a la que han asistido unas 350.000 personas, según la central CGT. Algunos manifestantes violentos iban vestidos de negro y cubiertos con máscaras y pañuelos.

 La protesta se ha producido durante una jornada de huelga que ha afectado al transporte, cerrado escuelas y tiendas, y sacado a miles de manifestantes en las calles, en protesta por la intención del presidente Emmanuel Macron de reformar el actual sistema de pensiones de jubilación y atrasar la edad de los actuales 62 años a los 64.

Los alborotadores han formado barricadas en la plaza de la Bastilla y han tomado el boulevard Beumarchais.

En la Place de la Republique en París, donde comenzaba la manifestación, la gente se reunió mucho antes del inicio de la marcha, creando problemas graves para el transporte público.

Los manifestantes portaban banderas y globos con los logotipos de los sindicatos franceses (CGT, Force Ouvriere, Solidaires, Attac), y llamaban a todos los ciudadanos a unirse a la protesta.

En uno de los carteles podía leerse: «Trabajadores ferroviarios en huelga: el mismo Macron, la misma batalla», mientras otro aseguraba que «La esfera social está en peligro: enfermeras malvadas y cansadas».

La Navidad que se acerca dio un toque especial a la protesta, ya que algunos de los participantes de la marcha eligieron el gorro de Papá Noel como tocado, mientras otro deseaba en su cartel a los presentes unas «huelgas felices».

La atmósfera que reina en la manifestación parisina por el momento es bastante pacífica, se oye música de los camiones sindicales.

Las protestas se realizan además en otras urbes francesas, entre las cuales se encuentran Niza, Nantes, Rouen, Marsella, Lyon y Burdeos.

Desde el 5 de diciembre Francia vive una masiva huelga contra la reforma de las pensiones. Los manifestantes, entre los que figuran trabajadores de transporte, médicos, profesores, estudiantes y otros, expresan su rechazo a la reforma de pensiones que podría privar de privilegios a varias categorías de trabajadores.

La policía usó gas lacrimógeno al dispersar una manifestación en la ciudad de Nantes, en el oeste de Francia, comunicó el periódico Ouest France.

Fuente: El Periódico de Aragón

 

 

(Visitas 4 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins