Policías de Santa Cruz quitan la bandera indígena Wiphala de sus uniformes

Los policías de la tropa de la ciudad de Santa Cruz decidieron arrancar de sus uniformes la whipala (La wiphala es una bandera cuadrangular de siete colores utilizada por algunas etnias de la cordillera de los Andes), considerada un símbolo patriótico. que venía bordada junto a la tricolor nacional sobre el brazo izquierdo, porque entienden que “no hay dos Bolivias” y que la nación es una sola, informó el comandante departamental de Policía en Santa Cruz, coronel Miguel Mercado.

“Nos ha hecho creer que había dos Bolivias y nosotros siempre hemos pensado que Bolivia es una sola, que el rojo, amarillo y verde es el que nos tiene que cobijar a todos”, dijo el jefe policial visiblemente emocionado hasta las lágrimas durante una entrevista concedida a la red Unitel.

Santa Cruz fue segunda la ciudad en amotinarse en medio de la revuelta popular que concluyó con la renuncia del presidente Evo Morales.

El nombramiento de Mercado se produjo en medio de la crisis política y social y al principio despertó mucho recelo por haber trabajado antes en la DEA, pero aclarando las ideas con la tropa policial  se volvió a encontrar con sus camaradas en un efusivo abrazo, relató.

“Para mí ha sido una reivindicación, aunque sea el último mes que me toca trabajar, me siento orgulloso”, afirmó el jefe policial. “Todos mis policías se han sacado, algunos lo han cortado la whipala y permanecen con el rojo, amarillo y verde, como tiene que ser”, manifestó

“Nos hicieron creer que hay dos Bolivias, que una es pobre y otros son ricos. Todos somos bolivianos  – puntualizó – este es un solo Estado y se tiene que restituir el Estado de derecho, no hay ganadores ni perdedores, se restituye la democracia en el país, el pueblo es el soberano y la Policía se debe al pueblo y el pueblo es el que manda”.

Explicó que ayer en coordinación con la tropa policial se acordó que, pese a estar acuartelados, estarán con el pueblo para enfrentar a algunas hordas y grupos que intentan causar zozobras en la ciudad de Santa Cruz.

Se declaró convencido que la Policía Boliviana debe estar al lado de su pueblo y lamentó la penetración de la política en cuestiones institucionales a través de agentes serviles que ocuparon cargos claves, donde eran funcionales al poder político, dejando de lado el principio de igualdad de condiciones.

Fuentes: Erbol

 

(Visitas 84 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins