Cruz Roja de Chile se queda sin insumos médicos ante alto número de heridos en protestas

La Cruz Roja de Chile informó que se están acabando sus insumos médicos debido al alto número de atenciones que tiene que prestar a diario para curar a heridos durante las protestas sociales del país, cargadas de hechos violentos y enfrentamientos con la Policía.

“Estamos complicados. Un día (hay) más, un día (hay) menos, pero todos los días se sale a la calle y hay algún tipo de atención (sanitaria), muchas o pocas. En los puntos más altos hemos tenido más de 500 atenciones en una jornada, por lo tanto el material ya no nos queda, se nos está acabando”, dijo a la prensa el presidente de la Cruz Roja de Chile, Patricio Acosta.

El máximo representante del organismo explicó que la drástica disminución de insumos se debe a que “la intensidad de las diferentes marchas y manifestaciones no ha disminuido”.

“No estamos en contra de que la gente se manifieste, pero sí no estamos de acuerdo que cada marcha y cada concentración termine en actos de violencia ejercida venga de donde venga”, aseveró.

Acosta dijo que se han gastado hasta el momento 7 millones de pesos chilenos en material sanitario (unos 8.700 dólares) e hizo un “llamado urgente” a la comunidad para que les aporten “elementos y utensillos de primeros auxilios” como gasas, apósitos, tela adhesiva o suero fisiológico.

La encargada de seguridad del Equipo de Crisis de la Cruz Roja, Valentina Aros, dijo que desde el inicio del estallido social, el pasado 18 de octubre, han atendido a alrededor de 5.200 personas en todo el país.

Los principales problemas que enfrentan son cortes, desmayos, personas con heridas en la cabeza y golpes, señaló Acosta al respecto.

Esa cifra contempla heridos que son atendidos en terreno y que no necesitan de una atención posterior en centros médicos, y es más del doble que la cantidad de heridos que contabiliza hasta el momento el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), que suma 2.535 heridos en hospitales.

Acosta dio también algunas recomendaciones, entre ellas protegerse los ojos ante posibles pedradas o balines de goma, ir con mascarilla.

La crisis chilena ha dejado al menos 23 muertos en distintos actos de violencia (incendios, atropellos y cinco de ellos presuntamente a manos de agentes del Estado).

De los más de 2.500 heridos que cifra el INDH, al menos 223 presentan traumas oculares severos, en parte por disparos de balines de las fuerzas se seguridad.

Fuente: El Universal

(Visitas 1 Fecha, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Benjamins